Cuitláhuac García es peso muerto para Veracruz

Cuitláhuac
Tuxpan, Ver. El Presidente Andrés Manuel López Obrador en compañia del gobernador de Veraceruz, Cuitlahuac García Jiménez FOTO: JOSÉ LUIS AGUILAR/FOTOVER
- en Opinión

Claudia Guerrero Martínez / Cuando un político no tiene vergüenza, engaña y tampoco cuenta con dignidad, los que votaron por él deberán de analizar y reformular su voto en las próximas elecciones. Las encuestas, muchas de ellas aliadas a MORENA, colocan a Cuitláhuac García Jiménez en los últimos lugares en preferencias ciudadanas, raquítico trabajo gubernamental, nulas acciones en contra del COVID-19, el desmedido aumento de la inseguridad y lo más importante, el evidente apoyo a grupos criminales en Veracruz, quienes no son molestados y colocar a esta entidad federativa, en múltiples masacres, ejecuciones y la imperante impunidad, sin que la Fiscalía General del Estado haga algo para evitar el desmedido  aumento de Carpetas de Investigación y el deprimente trabajo para sacarlo. Tan sólo el día de ayer, fue secuestrado un reconocido Médico Neumólogo, quien salía de la  Beneficencia Española, en el Puerto de Veracruz y fue privado de su libertad por un comando armado  de 4 camionetas y además, una conocida empresaria y hermana del Director de la Administración Costera del Ayuntamiento de Boca del Río, siendo este lunes, que fue localizada  en una carretera rumbo a Córdoba, golpeada y en  shock. Sobre el Médico especialista, ya fue  liberado con vida. Recordemos que Veracruz es el primer lugar en secuestros.

¿Esto  se merece Veracruz? Antes de responder esta pregunta, debemos analizar que todas las promesas  de campaña han sido incumplidas. Veracruz está paralizado y la mayoría de Secretarías son utilizadas para realizar negocios personales, convirtiéndose en corrientes  ladrones gubernamentales.  Las asignaciones directas en contratos millonarios, violentando la Ley de Adquisiciones que exige el ORFIS y la Contraloría General del Estado son parte de este plan de entregar contratos a quienes están dispuestos a pagar moches y sobornos, involucrándose en actos de corrupción.

Cuitláhuac García es el perfecto ejemplo de un Gobernador manipulable. Acepta, graves anomalías en los contratos de obras sin terminar en Espacios Educativos, interviniendo la Auditoría Superior de la Federación, sin olvidar   el enriquecimiento de su amigo, el nuevo millonario Zenyazen Roberto Escobar García. En la Secretaría de Infraestructura y Obra Pública, colocando al cuñado de su mejor amiga, la hoy diputada federal Dorheny García Cayetano, el imponer a Elio Hernández Gutiérrez, ha sido una de las peores decisiones para esa dependencia, pues se ha convertido en una agencia de empresarios sin el perfil para la construcción, obras sin los requerimientos esenciales y el cobro de moches  de forma vergonzosa, estando enterado el propio Gobernador.

Y este Gabinete dividido entre grupos rivales, Cuitláhuac se limita a ser un observador de sus pleitos. Quien le falta al respeto, lo ridiculiza y hasta le pone trampas, es su propio Secretario de Gobierno, Eric Cisneros Burgos, el mismo, que también otorga contratos a empresas que se presentan a la tranza, como ocurrió en la compra de drones para la búsqueda de personas desaparecidas; gasta millones para la venta de un libro que no es de su autoría intelectual e invitó a una enorme comitiva a Baja California Sur, para mostrar su músculo político en un estado donde fue expulsado por ladrón y realizar desvío de recursos municipales, en el Ayuntamiento de Mulegé, en donde el Cabildo pidió la renuncia a Eric Cisneros por detectar robo al erario municipal. Y cuando te señalan  y comprueban ser ladrón, siempre serás un ladrón. Es por eso que en Veracruz, Eric Cisneros Burgos realiza negocios en la SEGOB, en el DIF Estatal, en la Fiscalía General del Estado, en el IVAI y en el Congreso de Veracruz, en donde tiene a su operador Juan Javier Gómez Cazarín y varias diputadas locales, algunas de ellas se ostentan como sus novias de planta. También apoya a Presidentes Municipales y hasta provoca desgracias, como la reciente, en Tatahuicapan, en donde tuvieron una comida y borrachera con Esteban y Celerino Bautista y este último, ya ebrio, se estrelló contra una panadería, perdiendo la vida una mujer y dos heridos graves.

Al día siguiente y desde temprano, mostrando una clara pugna entre Eric Cisneros, quien protegía al que fuese el Director de Enseñanza Indígena, Celerino Bautista Luis,  el titular de la SEV,  Zenyazen Escobar García,  publica un oficio anunciando el despido inmediato de Bautista Luis y una hora después, éste fallece por complicaciones en el accidente, del que fue culpable.

En la Secretaría de Salud, quien manda es Jorge Eduardo Sisniega, no el Secretario de Salud, Roberto Ramos Alor.  Sisniega Fernández  otorga los contratos a empresarios y laboratorios sin escrúpulos y ahora con esta epidemia en Veracruz, realizan  compras infladas, sabiendo que ante esta contingencia sanitaria, no existe el condicionamiento de precios, ni licitaciones, mucho menos, estar obligados a cumplir protocolos administrativos. Una vergüenza cómo ocultan cifras de contagiados y omiten realizar pruebas, así como poco apoyo  a médicos y enfermeras, exponiéndolos a un contagio en sus centros de trabajo.

La Secretaría de Seguridad Pública, literalmente  ha planchado a casi toda la prensa en Veracruz. Muchos reporteros críticos, ahora son los que diariamente publican las bondades de una dependencia que sólo actúa a su conveniencia y realiza operativos en contra de un sólo Cartel, cuando en Veracruz se contabilizan seis grupos criminales  incrustados en las principales ciudades del estado. Mientras, los penales enfrentan una grave epidemia de contagios y la muerte de presos, así como también de custodios y policías ministeriales.

Por último, este lunes, en una estrategia para evitar que la opinión pública sepa sobre el nuevo préstamo aprobado y que hizo desde el año pasado, Andrés  Manuel López Obrador, por 1 mil millones de dólares, el Presidente no ha explicado de manera razonada, a dónde se destinarán estos recursos que serán pagados por los mexicanos hasta el 2034. López asegura ser una «Operación de rutina y no habrá más deuda», ante el cuestionamiento de un reportero, durante la mañanera, quien sabía que su secreto se descubriría después del 31 de mayo, cuando se dio a conocer la aprobación de esta nueva deuda para los mexicanos. Esto explica, los actos vandálicos, que pretenden fomentar la desaprobación de los ciudadanos y distraerlos con violencia y pleitos con el Gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro. En Xalapa,  varias instituciones bancarias con deterioro,  quienes cuentan con seguros, dependencias como el  inmueble  del INE e increíble, vandalizar  el edificio de la  Secretaría de Seguridad Pública, así como romper los vidrios de negocios quienes  sufrieron la presunta violencia de grupos “provocadores” que pertenecen a ese grupo de choque pagado por Hugo Gutiérrez Maldonado y son quienes de forma por demás burda, se vieron protegidos por patrullas de  Tránsito del Estado y la obvia ausencia de elementos de la SSP, imponiendo la anarquía y el miedo entre los ciudadanos de Gobiernos de MORENA como Veracruz y lo mismo ocurrió en la Ciudad de México.  Cuitláhuac García se limitó a justificar ser problemas de otros estados y dijo que “No habrá denuncia, ni  haremos segunda a esa perversidad”, cuando los presuntos provocadores, nunca fueron molestados y se advierte, mucha relajación y hasta omisión  en el  suceso. Un Gobernador débil, temeroso y corruptible, que no se merece Veracruz.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.