Ahued y Nahle, dos maneras distintas de ver a los veracruzanos; Nahle vela por los intereses de sus compadres, Ahued vela por los intereses de los veracruzanos

Ahued
Rocío Nahle y Ricardo Ahued FOTO: WEB
- en Carrusel, Opinión

Armando Ortiz / Pregúntese usted, ¿por qué los deudores de la Comisión Federal de Tabasco lograron que se les condonara una deuda histórica de 11 mil millones de pesos? Primero, porque fue una promesa de campaña, y segundo, porque un tabasqueño, Andrés Manuel López Obrador, llegó a la presidencia. Un tabasqueño vio por los tabasqueños y consiguió ese logro histórico. Rocío Nahle, quien fuera electa senadora por Veracruz, y quien busca ser gobernadora de Veracruz, dijo que “no va a cambiar su tarifa, porque antes cambiaba, si te pasabas de la cantidad te cambiaban a la siguiente tarifa alta, ahorita no, no hay cambio de tarifa”, y se lo dijo a los veracruzanos en su cara. Ricardo Ahued por su parte, declaró: “Vengo representando a Veracruz. No tolero que se dé un trato diferente a los veracruzanos. Tenemos meses representando a esta gente que ha sufrido detenciones de la Fiscalía General de la República. Dos, que se haga la recategorización de las tarifas. Tres, que se borre la cuenta y que se le dé el mismo trato a Veracruz que a los tabasqueños”. Aquí no se trata de ver quién tiene la razón, aquí se trata de ver quién está haciendo esfuerzos claros para apoyar a los veracruzanos. A fin de cuentas, tal vez no se cambien las tarifas y Rocío Nahle se salga con las suya; pero igual, tal vez los esfuerzos de Ahued fructifiquen y se logre la recategorización de las tarifas en Veracruz. Pero una cosa queda claro, mientras una puede velar por los intereses de sus compadres, otro vela por los intereses de los veracruzanos.

Comisión Nacional de Derechos Humanos confirma lo que publicara LBP, sí hay infectados de Covid en los Ceresos de Veracruz

Fue Libertad bajo Palabra el primero portal que informó sobre los reclusos que habían sido reportados con Coronavirus en uno o más penales de Veracruz. Eso nos lo hizo saber un trabajador del Centro de Alta Especialidad “Dr. Rafael Lucio”. A esta persona estuvo enterada de las reuniones entre los “jefes” quienes estaban valorando las medidas de seguridad, pues no sólo llegaban al CAE enfermos de coronavirus, sino además reclusos que purgaban una condena y que no podían ser tratados como pacientes comunes. Pero el secretario de Seguridad Publica, Hugo Gutiérrez Maldonado mintió, porque esa es la tónica de este gobierno, mentir, y dijo que era falso, que no había enfermos. Al final la Comisión Nacional de Derechos Humanos nos ha dado la razón. En su gráfica sobre los Ceferesos de Veracruz, la CNDH reconoce que hay un muerto, 5 enfermos y 8 sospechosos por COVID-19 en las cárceles de Veracruz. Personal médico y familiares de reclusos también confirmaron esta información. Por supuesto, falta investigar en el resto de penales de Veracruz, donde se dice hay una buena cantidad de infectados, pero que se trata de ocultar el dato para no alarmar a los mismos presos ni a sus familiares. Lo mejor sería que tomaran al toro por los cuernos, porque igual más tarde se les podría salir de las manos el problema, sino es que ya.

Anarquistas, un círculo vicioso. Generan violencia, les responden con violencia y protestan con violencia porque les responden con violencia

Es un asunto para reflexionar. Melanie es una joven de 16 años que estudia en el Conalep. Ella, junto con otros amigos leyó una convocatoria para ir a la embajada de los Estados Unidos para una protesta con los anarquistas. No le dijo a su madre y se fue. Llevaba una mochila repleta de objetos que podía utilizar como armas. En fotografías se ve que lleva una llave para aflojar birlos en la mano, y en videos se ve como golpea los escudos de los policías con esa llave. A Melanie la alcanzaron unos policías cuando huía. Los policías abusaron de su autoridad, patearon en la cabeza a la menor de edad, la golpearon de manera tumultuaria. La madre se enteró de su hija cuando ella ya estaba hospitalizada. Ahora, los anarquistas planean salir nuevamente a la calle a protestar por la golpiza que le dieron a Melanie. En algún lugar de la Ciudad de México otra “Melanie”, hará caso de la convocatoria y acudirá a la manifestación, también armada. En una de esas los policías la perseguirán, en una de esas la golpearán, en una de esas los anarquistas llamarán a manifestarse para protestar por la golpiza a esta nueva “Melanie”. Es decir, un círculo vicioso. La madre de Melanie pidió que ya no haya más violencia, ni de parte de los anarquistas ni de parte de la policía. Sólo así se terminará este círculo vicioso.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.