AMLO, un día antes del Día de la Libertad de Expresión da a entender que no hay espacio para disentir; «o se está con la transformación o en contra»

Expresión
Andrés Manuel López Obrador en su gira presidencia por en el sur del estado de Veracruz FOTO: WEB

El presidente de México se vuelve a equivocar, y suelta frases que lo confunden con un dictadorzuelo. En Minatitlán soltó lo que tiene en el corazón y usted sabe lo que dicta la máxima bíblica: «De la abundancia del corazón habla la boca». Molesto porque no todos coinciden con sus ideas, molesto porque le gustaría que todo mundo aplaudiera sus decisiones, el presidente de México fue enfático y por ello utilizó las palabras de Melchor Ocampo, un liberal, a los conservadores: «No hay para donde hacerse: o se está por la transformación o se está en contra de la transformación del país».

Esto quiere decir que o se aplaude al presidente o mejor no entremos a ver la función. Ahora bien, López Obrador cree que todos los funcionarios de su Cuarta Transformación están actuando como él. Pero no, a estas alturas en el gobierno de la 4T, encontrar un funcionario honesto es como buscar una aguja en un pajar.

Sobra entonces que diga: «Se está por la honestidad y por limpiar a México de corrupción o se apuesta a que se mantengan los privilegios de unos cuantos a costa del sometimiento y del empobrecimiento de la mayoría de los mexicanos. Es tiempo de definiciones». Este domingo se conmemora el Día de la Libertad de Expresión, y el presidente nos dice que no hay espacio para disentir.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.