Verónica Aguilera Tapia estrena casa y continúa el saqueo en el DIF Veracruz

DIF
Verónica Aguilera Tapia, extitular del DIF-Estatal FOTO: WEB
- en Opinión

Claudia Guerrero Martínez / Los reacomodos, renuncias, nombramientos y hasta abiertos saqueos en el DIF Estatal, sin que el propio Gobernador de Veracruz detenga este robo y enriquecimiento inexplicable, de muchos quienes han asumido un cargo en esta dependencia de atención social, que se ha convertido en un paraíso de negocios y grandes riquezas personales.  Les vamos a contar sobre la actual vida de Verónica Aguilera Tapia, quien renuncia como Directora del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia, el 29 de febrero, uniéndose a otros desempleados como Héctor Ruz Santamaría, actual inhabilitado en la Función Pública y los dos inician en esta administración estatal, un nuevo desaseo en el DIF de Veracruz.

El Fraccionamiento Las Palomas, de Xalapa, se ha convertido en el búnker de muchos funcionarios de Cuitláhuac García Jiménez, quien es el único que sigue viviendo en casa de sus padres, en la calle de Chihuahua, en la Progreso Macuiltépetl. Ya hemos advertido, la enorme casa del Secretario de Educación de Veracruz, Zenyazen Roberto Escobar García, el mismo, que adquirió dos terrenos de 170 metros cuadrados, con un costo de $6 mil pesos el metro cuadrado y ahí edificó su hogar, junto con su familia. Además, se contabilizan, tres camionetas de lujo, cuatro Jeeps modificados todo terreno, tres motos BMW, autos utilitarios, así como la Suburban de la SEV. Al pasar por su enorme casa, el antes endeudado con las tarjetas y sin futuro, para convertirse en el nuevo millonario, Zenyazen ocupa otro terreno baldío para estacionar sus autos y camionetas, siendo muchos de ellos, regalos de líderes sindicales o de empresarios constructores.  Una de ellas, es la Ford Expedition Limited Max 4×2 Motor 5.5 LTS Ecoboost, Modelo 2019, color Blanco Platinado, con placas YJP 582 A, actualmente sin adeudos. Cada camioneta de éstas tiene un valor comercial de $1 millón 204 mil 600 pesos a $1 millón 424 mil 900 pesos, siendo ésta última la que coincide perfectamente con la que usa el que hace cinco años era un perdedor y hoy, es uno de los nuevos millonarios de Xalapa.

Y en el mismo Fraccionamiento, de los antes muertos de hambre y sin futuro, ahora millonarios funcionarios del Gobierno Estatal de MORENA, también llegaron dos conocidos políticos expanistas. Nos referimos a Verónica Aguilera Tapia, quien compró una de las casas más grandes del Fraccionamiento Las Palomas, con valor actual de cerca de $4 millones de pesos, ubicada en la calle Paloma Alas Azules y desde hace unos días, se ha visto la llegada de camiones de la tienda Liverpool, bajando muebles por cerca de 500 mil pesos. Curioso, que Oscar Agustín Lara Hernández, quien actualmente es el Presidente del Consejo de Administración del World Trade Center de Boca del Río, compró una casa, más adelante, para vivir ahí y llega en una camioneta blanca de su propiedad o quizá es un activo del WTC. Algunos políticos del PRI también tienen edificios de departamentos en esa zona y el Fraccionamiento Las Palomas se ha convertido en el lugar de moda, para premiar a grandes corruptos.

Sin equivocarnos, el DIF de Veracruz ha sido saqueado en todas las administraciones estatales y muchas de ellas, como la de Karime Macías Tubilla, fueron verdaderos cochineros. La casita de Verónica Aguilera Tapia, en un año y medio como Directora del DIF Estatal, puedo lograr pagar en efectivo $ 4 millones de pesos y con muebles nuevos, por medio millón más.

Por otro lado, compartimos una carta enviada por una empleada del DIF de Veracruz, la cual, se plantea textualmente: “Pues te cuento con respecto al DIF Estatal, como trabajadora he visto pasar a mucha gente a lo largo de varios años… No tuve el gusto de tratar al Secretario Técnico de la actual administración, aunque sí a los anteriores y al parecer, es un puesto complicado, ya que con Yunes pasaron 5 personajes y ahora, llevamos 3 y contando. Lo relevante aquí es que supe de muy buena fuente, que el supuesto despido de Juan Carlos Espino no fue por algún problema al interior con el personal, ni por actos de corrupción, como así lo quisieron manejar, pues desde las oficinas de Palacio de Gobierno le instruyeron a la Directora General, que separara del cargo a su Secretario Técnico por ser familiar de ella… Si, familiar de ella, ya que tenían conocimiento, que este personaje era Tío del esposo de la hija de la Directora y esto sería un problema para ella y la gente de Palacio, si salía a la luz pública. Aunque no sé de qué se espantan, si la ahora exdirectora administrativa decía ser sobrina del Gobernador Cuitláhuac García, así como la hija de Eleazar Guerrero Pérez y la Subdirectora del CRISVER, la Doctora Angélica Burgos Balbuena, sobrina del Secretario de Gobierno, Eric Cisneros.

El DIF de Veracruz está cumpliendo su cometido en cuanto a la asistencia social, pero no a la población, sino a los corruptos de este gobierno, pues esta dependencia   le da asistencia a amistades y familiares de funcionarios estatales. Como muestra, vamos a enlistar casos: Juan Carlos Espino, Tío del esposo de la hija de la Directora Rebeca Quintanar; Georgina Beatriz Victory Fernández, Subdirectora de Apoyo Jurídico Institucional, quien es íntima amiga de la infancia, de la hija de Rebeca Quintanar Barceló; Priscila Tron Fadanelli, Enlace del CAI, íntima amiga de la familia Quintanar, así como ser hijastra de un alto funcionario de la  Editora de Gobierno… En el caso de Arturo Aguilar Lira, actual titular de la Unidad de Transparencia, Alan Uscanga, Enlace de Comunicación Social del DIF y el nuevo secretario particular son el  grupo cobijado por la hija de Rebeca Quintanar, de nombre Renata”.

Y si esto les asombra, inteligentes lectoras y lectores, la carta va más allá: “El Director Jurídico Arturo Escobar Meléndez, es primo hermano del Secretario de Educación, Zenyasen Escobar García. La Subdirectora de Gestión del CRISVER Angelica Burgos Balbuena, sobrina del Secretario de Gobierno, Eric Cisneros Burgos, así como sus íntimos Cynthia Brizuela Alcocer y Víctor Antonio Jiménez, quienes son subdirectores en la Procuraduría del Menor y personajes provenientes del extinto Seguro Popular y cobijados por Cisneros Burgos.

Y como siempre, metido en todo el famoso Vicegobernador y primo hermano de Cuitláhuac García, al referirnos a Eleazar Guerrero Pérez, cobijando bajo su manto de impunidad a los siguientes actores:

Su hija, Nitzia Aracely Guerrero Barrera, quien se ostenta como Directora de los Programas Alimentarios; Ludgarda Madrigal Valdez, actual Procuradora Estatal de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes, funcionaria de los gobiernos de Miguel Alemán, Fidel Herrera, Javier Duarte y ahora, el poder tras de la silla estatal, el “primito” Eleazar Guerrero, porque no le debe lealtad al Gobernador, sino al Vicegobernador, ya que esta experimentada funcionaria, exdiputada local por el PRI, íntima amiga de Zita Pazzi, ex funcionaria de la extinta Procuraduría Estatal de Justicia. Sin pena, ni gloria, Madrigal Valdez pasa su tiempo en el primer piso, saboreando llegar a ser la Directora General del DIF.

Otro ilustre funcionario bien recomendado y cobijado es el Doctor Marco Antonio González Rivera, Director de Asistencia Social, Médico jubilado por el IMSS desde hace unos años. Y ahora nombrado por Eleazar Guerrero, como director de área en el DIF, pero no se le paga vía nómina de Finanzas, ni  está dado de alta. A él le pagan por cheque, con ingresos propios del organismo, mediante chequera bancaria de Bancomer y sin estar dado de alta ante SEFIPLAN, como empleado de gobierno, pasándose por el arco del triunfo las leyes, a la Contraloría General y a SEFIPLAN, imagínense cuantos están así. Y no cobra nada mal, ya que el tabular de director de área, marca sobre los $40 mil pesos y es tan seguro este dato, que si solicitan la información a Finanzas o a la Contraloría, lo confirman.

Finalmente, la triste e inexperta exdirectora de administración, Alicia Corina García Moyano, que su juventud e inexperiencia la llevó al declive, pero no sin antes cobijar bajo el amparo de su Tío el Gobernador, a cercanos amigos de la Facultad otorgándoles jugosos salarios por arriba del tabulador y siguiendo la costumbre de la 4T veracruzana, no podía dejar sola a la familia y le dio el puesto de asesor, a otro Tío, el Contador Arturo Moyano, con un sueldo nada despreciable de más de $40 mil pesos”. Y este es el presunto cambio y honestidad que pregona López Obrador.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.