¿AMLO da luz verde para atacar periodistas?

Periodistas
Andrés Manuel López Obrador y los periodistas FOTO: WEB
Entre engaño y simulación muertos por CoVid
Acumulados o no, cifras de muertos sí existen

Carlos Jesús Rodríguez Rodríguez / Artificios y simulación han sido las constantes de este gobierno inmerso en ficciones, en una política de engaña bobos que no deja de sorprender en aras de ocultar los verdaderos conflictos que enfrenta el país, como por ejemplo el número de muertos a la fecha por Coronavirus, cifras que de acuerdo con el subsecretario de Salud y Vocero para ese tema, Hugo López Gatell no corresponden a un solo día, sino que se trata de acumulados de varias fechas como si el pueblo fuera estúpido, cuando lo que pretende es justificar la innecesaria como improductiva gira presidencial por el sur del país, donde las constantes tormentas no lo han dejado lucirse como esperaba. Y es que la noche del miércoles se anunciaron 1 mil 092 muertes por CoVid19, pero López-Gatell salió de inmediato a aclarar que era la suma de fallecimientos de otros días, y el Presidente se le fue a la yugular a los medios de comunicación “conservadores” por hacer apología de las muertes, y dando a entender a la sociedad que esto solo está sucediendo en México cuando ocurre en todo el mundo, algo que de verdad, sonó bastante retardatario por decir lo menos, pues todos los mexicanos saben que la pandemia es mundial. Pero retomando lo que dice el funcionario de salud, de que las cifras son el acumulado de otros días, es bueno recordar que el pasado 30 de Marzo de este año se declaró la “emergencia sanitaria por causa de fuerza mayor” en el país, como consecuencia de la evolución de casos confirmados y muertes por la enfermedad, lo cual dio lugar a la ejecución de acciones adicionales para su prevención y control.

EN POCAS palabras, el conteo de muertes que ahora se tiene hasta la noche del miércoles: 11 mil 729, del 30 de Marzo a la fecha, esto es, en 63 días que lleva la emergencia, ahí están, sean o no acumulados, y una sencilla operación nos indica que los fallecimientos si los dividimos entre 63 días nos daría un promedio de 186.7 fallecimientos diarios, aunque habría que recordar que al principio, esto es, en Marzo no pasaban de 40 o 50 muertes, pero al paso de los días se han intensificado pero, como lo advierte la Senadora Guadalupe Murguía: ¿Cómo convencer del peligro si el propio Presidente Andrés Manuel López Obrador anda de gira?, y ¿Cómo promover los autocuidados si el Presidente nunca usa cubrebocas ni gel antibacterial?. El tema es serio, pero López-Gatell ya perdió su prestigio como académico y profesionista de la salud en aras de quedar bien con el Jefe de las Instituciones Federales (en espera de ser recompensado en el futuro), y en ese tenor hace piruetas discursivas para acomodarlo al beneficio del titular del Ejecutivo, un anarquista que echa la culpa a los demás de los errores propios, como ocurrió este jueves en su mañanera que de plano se le fue a la yugular al periódico Reforma, como si invitara veladamente a la delincuencia –o al pueblo bueno- a atentar contra ese medio en aras de quedar bien con su persona.

Y ES que ya al final de la conferencia, AMLO dijo a reporteros: “Quiero hacer dos comentarios: Uno, decirles que el Gabinete de Seguridad, como lo expresé, se reúne de lunes a viernes, todos los días de 6:00 a 7:00 de la mañana y quien coordina este Gabinete de Seguridad es el secretario Alfonso Durazo, que es un servidor público de primer orden, que me ayuda mucho. Es un servidor público eficiente, ordenado, organizado, trabajador, que es el que nos reúne a todos y conduce el Gabinete de Seguridad (¿y de qué sirve si las masacres siguen en todas partes?). La otra observación que quiero hacer, el otro comentario, tiene que ver con lo que se dio a conocer ayer sobre el número de fallecidos por la pandemia. Esto seguramente generó preocupación en el País porque pasó de 500 fallecidos de un día a otro a mil fallecidos. Ayer, de acuerdo a esta información, fue el día con más fallecidos por la pandemia. Quiero informarle a todo el pueblo de México que esto ocurrió porque se hizo un ajuste en defunciones que se habían presentado con anterioridad y que no se habían registrado o no se habían dictaminado y hubo este proceso de actualización, pero no significa que hayan fallecido en un día mil personas. Eso lo quiero dejar muy claro. Ya lo explicó el doctor Hugo López-Gatell ayer por la tarde-noche, pero es importante que se sepa.

Y ACTO seguido vertió la bilis: “el periódico Reforma hoy dice que México está en el tercer lugar en fallecimientos en el mundo y eso es rotundamente falso. Están actuando por la animadversión que tienen a nuestro movimiento, a mi persona, al proceso de transformación, están actuando de manera alarmista e irresponsable, están actuando de acuerdo a la máxima del hampa del periodismo de que la calumnia, cuando no mancha, tizna. Es muy lamentable que esto pase en estos momentos cuando se requiere de profesionalismo, de objetividad, independientemente de nuestras diferencias políticas, ideológicas. El Reforma es un periódico que representa al conservadurismo de México y del mundo, y por eso no están de acuerdo con lo que hacemos, con el cambio que se está llevando a cabo, porque ellos protegían a grupos de intereses creados, siguen protegiendo a grupos de intereses creados. No hay que olvidar que el Reforma surgió durante el gobierno de Carlos Salinas de Gortari, y ahora están molestos porque no se permite la corrupción, no se permite la impunidad y ellos quieren mantener el régimen de privilegios, de corrupción, de impunidad, de injusticias; entonces, por eso están desesperados y son capaces de inventar noticias. Y esto lo considero como falta de profesionalismo, sobre todo porque producen alarma, inquietud, miedo y el pueblo no merece ser tratado de esa forma. Todos tenemos que actuar con responsabilidad”.

NO ES secreto que en México las agresiones contra medios de comunicación y periodistas van a la alza. Los muertos se cuentan por montones, por lo que atizar el fuego es como dar vara alta a la delincuencia, sobre todo a la que desea quedar bien con el Presidente: que a los periodistas hay que matarlos. Las frases que utiliza en su discurso se parecen mucho a la máxima del Porfiriato: “mátenlos en caliente”, sobre todo en un río revuelto donde todo mundo busca sacar raja. Es como decir: mata un periodista y haz patria, y lo demuestra el hecho de que los asesinatos de comunicadores casi nunca se aclaran, como ocurre en Veracruz con el crimen de María Elena Ferral que ya cumplió dos meses, y a no ser por cinco detenidos a los que se busca cargar el muertito, los otros seis que aparecen en una orden de aprehensión gozan de cabal salud, y la Fiscal que antaño se comportaba como una aguerrida impartidora de justicia, ya sacó su hamaca tuxtleca y se acostó a dormir la siesta. Sin duda, la postura de AMLO ante el Reforma solo denota el odio presidencial a todo aquel que le lleva la contraria, y en ese contexto no mide las consecuencias de sus palabras cuando vomitan acidez. En pocas palabras, que el buen entendedor lo interprete, pues AMLO está muy lejos de ser un estadista, más bien comienza a tomar la forma de un Dictadorzuelo de los que aún quedan en América. Así de simple. OPINA [email protected]

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.