AMLO pide no comer cosas caras, sino volver al arroz, maíz y frijol. En un país con 47.8% de pobres, hasta el arroz, maíz y frijol es caro para ellos

AMLO
Andrés Manuel López Obrador FOTO: WEB
- en Carrusel, Opinión

Armando Ortiz / ¿A quién se dirige el presidente López Obrador cuando exhorta a no comer cosas caras? ¿A quién se dirige el presidente cuando recomienda comer arroz, maíz y frijol? Sabrá el presidente de México que, de acuerdo con datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), en México el 47.8 por ciento de la población vive en pobreza; el 5.9 por ciento de los mexicanos vive en pobreza extrema. Es decir, “las personas en esta situación disponen de un ingreso tan bajo que, aun si lo dedicase por completo a la adquisición de alimentos, no podría adquirir los nutrientes necesarios para tener una vida sana”. El presidente pidió volver a las comidas tradicionales, pues “no se trata de comer cosas exóticas, extravagantes, caras; es recuperar en mucho lo que es la comida tradicional, el arroz, el maíz el frijol”. Ya quisieran esos millones de mexicanos en pobreza y pobreza extrema, poder comer, aunque sea arroz, maíz y frijol. Estas personas, que representan casi la mitad de la población, no está pensando en comer cosas exóticas, extravagantes o caras. Estas personas lo que quieren es tener algo para poner en la mesa de sus familias, ya sea arroz, maíz y frijol. Pero por lo que se muestra en los datos de la Cepal, muchas personas muy pronto no tendrán nada que poner en su mesa.

México rebasa los 100 mil contagios de coronavirus; 16 mil 829 son activos y 11 mil 729 fallecidos; Veracruz 4 mil 367 contagios

Este miércoles 3 de junio de 2020, después de más de tres meses del primer contagio reportado por la Secretaría de Salud, México ha rebasado los 100 mil contagios. De acuerdo con el informe de la Secretaría de Salud, desde el día 28 de febrero se han contabilizado 101 mil 238 contagios confirmados. De estos hay 16 mil 829 activos y lamentablemente 11 mil 729 fallecidos. Con respecto al día de ayer, el aumento de contagios confirmados fue de 3 mil 912; en un solo día también se contabilizaron mil 092 fallecidos. Estos números indican que la pandemia ahora sí puede estar en su punto más alto. El problema es si sigue subiendo o si las medidas que el gobierno federal ha tomado lograran que la curva de infectados descienda paulatinamente. Con respecto al estado de Veracruz, se reporta que ya son 4 mil 367 contagios confirmados. Por supuesto lo mejor que los ciudadanos pueden hacer es seguir con las medidas de sanidad que se han aplicado durante la cuarentena. No hay que aflojar el paso ni descuidarnos, pues el número de contagios sigue aumentando, lo que significa que hay más riesgo de ser contagiados ahora que cuando empezó la pandemia.

Hugo López-Gatell, un ídolo con pies de barro. Se le vino abajo su mundo de mentiras; la realidad siempre gana esa partida

Cuando el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell dice muy sesudo que las proyecciones de la Secretaría de Salud sobre el comportamiento del Covid-19 habían quedado rebasadas, tácitamente está reconociendo que se equivocó. Las predicciones de López-Gatell, basadas en datos erróneos, han dado como consecuencia que constantemente se equivoque, constantemente se contradiga. ¿Cuántas veces no ha dicho que el pico de la pandemia será “esta semana”? ¿Cuántas veces ha dicho que México está aplanando la curva de contagios? ¿Acaso no fue él quien dijo que la inmunidad de López Obrador era moral? ¿Acaso los gobernadores de su mismo partido, Morena, no han señalado los equívocos y los datos falsos que da en su conferencia de las 19:00 horas? ¿Acaso no le dijo la misma Claudia Sheinbaum que dejara de mentirle al presidente? Hugo López-Gatell es un ídolo con pies de barro, como el del sueño de Nabucodonosor. Desde su columna Raymundo Riva Palacio lo señala: “López-Gatell ha hecho de las conferencias de prensa un ejercicio de divulgación cantinflesca. Como dice una cosa dice otra, y siempre remata con que los datos, por más maromas misteriosas que da, le dan la razón a sus dichos. Es falso. Lleva semanas mintiendo a la nación y, peor aún por las consecuencias que tiene, al presidente Andrés Manuel López Obrador, a quien le endulza el oído con lo que quiere oír, y lo induce, probablemente no por diseño sino por zalamero, a que tome decisiones equivocadas”. Lo seguiremos diciendo, nadie puede reñir con la realidad, esperando salir vencedor.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.