Solo dos Presidentes han sido reemplazados

Monreal
Andrés Manuel López Obrador y Ricardo Monreal FOTO: WEB
Monreal pide adelantar consulta de AMLO
¿Quién lo sustituye si pueblo vota en contra?

Carlos Jesús Rodríguez Rodríguez / MÉXICO SOLO ha tenido dos casos de sustitución de un Presidente de la República en funciones por muerte –natural o asesinato-, pero nunca por destitución o renuncia, y el primer caso corresponde a Benito Juárez García que fue víctima de una angina de pecho que lo retiró del mando el 18 de Julio de 1872, con 14 años en el poder -que le convertían en un dictadorzuelo trasnochado como lo fue, posteriormente, su ex alumno en el Instituto de Ciencias y Artes de Oaxaca, Porfirio Díaz Mori-, y el del general sonorense (como Luis Donaldo Colosio Murrieta), Álvaro Obregón Salido, asesinado el 17 de Julio de 1928 en el restaurante La Bombilla de la ciudad de México por un fanático religioso de nombre José de León Toral, ya siendo Presidente electo por segunda ocasión-. En el primer caso, el del Benemérito de las Américas –llamado así por haber derrotado al ejército francés en 1862 y con ello evitar que los galos avanzaran hacia otras naciones del continente-, el interino en la Presidencia provisional fue Sebastián Lerdo de Tejada que al momento de la muerte de Juárez se desempeñaba como Presidente de la Suprema Corte de Justicia, aunque en Octubre de ese año (1872) derrotó a Porfirio Díaz, cargo que ejerció desde el 1 de Diciembre de 1872 a Noviembre de 1876. Respecto al sustituto de Obregón, que era Presidente electo al momento de ser asesinado, hubo tres mandatarios manipulados por el ex Presidente Plutarco Elías Calles: Emilio Portes Gil, cuyo gobierno interino inició el 1 de Diciembre de 1928, fecha en que debía comenzar el segundo mandato de Álvaro Obregón. El principio de su gobierno marcó el inicio del periodo histórico nacional conocido como Maximato; luego Pascual Ortiz Rubio, que fue presidente tras las elecciones convocadas por Portes Gil, pero renunció al cargo dos años después, y Abelardo L. Rodríguez, el presidente lenón que fue sustituto tras la dimisión, en un periodo, de tres mandatarios que concluyó en 1934 con la presidencia de Lázaro Cárdenas y la expulsión de Elías Calles y los principales generales y líderes que le seguían.

PERO SALVO los casos citados, no se conoce que tras la instauración de la República haya habido otros hechos que enmarquen reemplazos a medio camino, y ahora que la revocación de mandato es un hecho en el País, uno se pregunta: qué pasaría si la sociedad corrobora en las urnas la salida de Andrés Manuel López Obrador; quién lo supliría puesto que no existe la figura de vicepresidente, y sí muchos intereses que harían de México una nación más confrontada de como está ahora, y en ese tenor acaso lo más prudente sería dejar que termine su mandato de seis años, y que la historia lo juzgue, porque quitarlo a mitad del camino o antes sería convertirlo en mártir que fortalecería su movimiento, el del pueblo bueno que en aras de no perder las limosnas o migajas que les entrega, preferirán el malo conocido que el bueno por conocer, ya que en una sociedad empobrecida como la que quiere el titular del Ejecutivo Federal, los programas sociales, aunque poco, mitigan muchas necesidades y, por lo tanto, nadie estaría dispuesto a perder esos beneficios.

PERO, SUPONIENDO que Senadores y Diputados Federales del PAN, PRI, MC y PRD aceptaran la propuesta del Presidente de la Junta de Coordinación Política y regulador del Grupo Parlamentario de Morena en el Senado, Ricardo Monreal Ávila, de adelantar al 2021 la consulta ciudadana sobre revocación de mandato presidencial establecida para 2022, y en una de esas la voluntad popular se expresa y sufraga a favor de la renuncia ¿quién o quienes estarían en la primera línea para sustituir al depuesto mandatario?. Porque si bien en el caso de Benito Juárez fue Sebastián Lerdo de Tejada, xalapeño por cierto, aquellos tiempos eran otros, y el talento indiscutible del, entonces, Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación se imponía, pero uno se pregunta: ¿en caso de la revocación de mandato a AMLO, los morenistas estarían de acuerdo en que el queretano Arturo Fernando Zaldívar Lelo de Larrea fuese el Presidente?. Sin duda se trata de un personaje como pocos, y en materia de preparación académica supera con mucho al actual mandatario, ya que es Doctor en Derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México, y se ha desempeñado como catedrático y docente de esa casa de estudios y en la Escuela Libre de Derecho, la Universidad Iberoamericana, y la Universidad Panamericana dando las materias de Derecho constitucional, Derecho procesal constitucional y Derechos humanos, además de que ha sido abogado postulante desde 1985 y hasta antes de su elección como ministro. Fue fundador del Instituto Mexicano de Derecho Procesal Constitucional y es miembro de diferentes organismos de impulso e investigación del Derecho Procesal Constitucional. Porque actualmente no hay un “padrino” como Plutarco Elías Calles que imponga al sustituto o sustitutos.

Y ESO lo sabe el zacatecano Senador Ricardo Monreal Ávila que por alguna razón ha propuesto a la oposición PAN, PRI, MC y PRD -que exigen que el presidente Andrés Manuel López Obrador dimita ya-, adelantar para el 2021 la consulta ciudadana sobre revocación de mandato presidencial establecida para 2022. “Si hubiese acuerdo con los grupos parlamentarios podríamos adelantar la revocación’’. De entrada ya lanzó su espada en prenda, argumentando que la bancada senatorial de Morena que ostenta mayoría legislativa en la Cámara Alta, está de acuerdo con modificar los recientes cambios a la Constitución para decidir con prontitud si el mandatario mexicano se va de inmediato, o se queda hasta 2024 a terminar su mandato constitucional para el que fue electo. “Nosotros (senadores y diputados federales de Morena) estaríamos dispuestos, de buena fe, a modificar ese transitorio de la Constitución y poderlo establecer (la consulta revocatoria presidencial) para el mismo día de la elección (del 2021), y si la oposición está segura de que van a ganar la mayoría en la Cámara de Diputados el próximo año, mucho mejor; ganarían la revocación para que concluyera ya el presidente de la República su encargo, y lo que sí les aseguro es que (el resultado de la consulta, López Obrador) lo va a respetar. Si él no tiene la mayoría, de acuerdo con las reglas de la revocación de mandato, se los aseguro, se va a ir, con el dolor de su corazón, pero se va a ir’’.

SABRÁ CÓMO andan los números Ricardo Monreal en la preferencia ciudadana que hasta reta, y en ese tenor, en caso de ganar la revocación treparse al Tren de la Revolución y cuatro añitos aunque fuere, ser Presidente de México, ya que el 2024, en caso de permanecer López Obrador en la Presidencia, será difícil ser el ungido pues en la carrera se encuentran no solo Marcelo Ebrard, sino Claudia Sheinbaum, el propio director del IMMS y hasta el subsecretario de Salud, Hugo López Gatell quien es seguro subirá a ministro. Algo raro está pasando. OPINA [email protected]

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.