Después del Covid-19, la escuela secundaria mexicana, como la conocemos, ya no volverá a ser la misma, dice el doctor Luis Ortiz

Escuela
Luis Ortiz Ramírez FOTO: ESPECIAL

Jamás volveremos a la normalidad. Después de la segunda semana de marzo de este año y hasta que acabe la cuarentena, México será otro. Sobre nuestras cabezas existirá siempre latente la amenaza del Covid-19. Creemos que la manera de interactuar y socializar tendrá que respetar un protocolo. Desde luego que, como en todos los países, esas nuevas normas sólo las acatarán aquellos que tengan conciencia de la necesidad de cuidar la integridad física de ellos mismos y de sus cercanos. En entrevista telefónica realizada al doctor Luis Ortiz, asesor técnico pedagógico de la zona 34 de Secundarias Generales, quisimos conocer su opinión en referencia a la “nueva normalidad” y cómo será el regreso a clases.

«Si el maestro quiere ponerse al margen de los cambios tecnológicos, él sólo puede marginarse, considero que en el ámbito educativo, las escuelas deberán contar con un banco de datos que contengan los generales de padres de familia y alumnos y otro con los datos de los maestros y personal administrativo. Cada maestro deberá tener una lista digital con los números de teléfonos de los alumnos, desde luego supervisada por autoridades y padres de familia con la intención de tener una plataforma alterna, que en emergencias como la que estamos pasando, les permita interactuar y recibir clases virtuales, además las aulas deberán adecuarse y se deberá reducir el número de alumnos por aula, eso se deberá respetar.

»Creo que los maestros debemos tomar cartas en el asunto, para ello será necesario que el currículo de secundaria se actualice y que los planes de clase se adecuen a los cambios tecnológicos que los nuevos tiempos exijan. Desde luego que habrá que capacitar y actualizar a miles de docentes a lo largo del país. Habrá que trabajar en ediciones de video y en la realización de materiales digitales. Debemos entender que, con la llegada del Covid-19, no sólo se afectó la salud de miles de mexicanos, sino también ha desnudado y dejado al descubierto las carencias del sistema educativo mexicano». Eso señaló el doctor Luis Ortiz. Al menos, el Gobierno Federal deberá de esforzarse para que la luz eléctrica llegue a los lugares más apartados, que tengan señal de internet y que en los hogares no falte una televisión y una computadora. Acaso es mucho pedir.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.