Los Granados, la familia de Iztapalapa que fue ignorada por las autoridades. Todos los integrantes de la familia tienen Covid-19; ya han muerto 2

Granados
Los Granados, la familia de Iztapalapa que fue ignorada por las autoridades FOTO: WEB

Con más de dos millones de habitantes, Iztapalapa se ha convertido en el municipio con más casos confirmados de coronavirus. Con más de 2 mil 319 personas contagiadas del virus, los hospitales prevén que en cualquier momento colapsaran; ya que no hay espacio para nadie. En un domicilio de Iztapalapa, la familia Granados fue dejada a su suerte luego de que todos sus integrantes se contagiarán del Covid-19 en alguna parte de la ciudad. Para los Granados, desde que uno de la familia se contagiara del virus, las últimas semanas han sido todo un martirio, ya que al momento seis de sus integrantes se han contagio. Habituales al trabajo diario, los Granados se ganaban la vida en sus negocios de pollo, verduras y artículos de limpieza, hasta que el pasado tres de mayo Gerardo, uno de los tíos falleciera por coronavirus.

Tras el deceso de su pariente los Granados se guardaron en casa para evitar otro contagio. No obstante, y a pesar de ponerse en cuarentena, Christian el jefe de la familia murió al presentar tos seca, fiebre elevada, y problemas respiratorios, sin embargo, en el acta de defunción se señaló que el hombre había muerto de una “neumonía, probable Covid-19″ pero la familia sabía claramente que Christian había muerto de coronavirus. De acuerdo a declaraciones de la hermana de Christian, Paulina, ellos llamaron a las autoridades para que salvaran al hombre de 43 años, pero nadie hizo por ayudar. Según relata la hermana, se llamó al 911 para pedir ayuda, pero la ambulancia llegó demasiado tarde. «Por ningún motivo el gobierno proporciona alguna ayuda y nosotros hemos estado hablando, hemos dado seguimiento, hecho de todo incluso ya se les reclamo por la falta de empatía hacia los ciudadanos, porque no hay ayuda en lo absoluto».

Lamentablemente los Granados caen uno tras otro, pues Araceli, la esposa de Christian, está en cama con los síntomas del virus. La viuda del hombre de 43 años temía por su vida pues dejaría solos a sus dos hijos, Christian y Osvaldo de quince y trece años respectivamente. Actualmente Araceli está conectada a un tanque de oxígeno que la familia compró, y para verla sus familiares tienen que usar trajes especiales.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.