Andrea Yunes, la convencida, la analítica; dice que papi no la ha favorecido; cree que los veracruzanos nos chupamos el dedo

Yunes
Andrea Yunes FOTO: WEB

Este tipo de diputados de esquina nocturna deberían cometer su fechoría y esconderse en el cuarto de baño del ostracismo. Eso debió hacer Angélica Rivera, pero era tan bruta que se le ocurrió dar la cara para regañar a los mexicanos que dudaban de que con el sudor de su frente se había comprado una “Casa blanca”; ya saben cómo le fue. Asimismo, la diputada Andrea Yunes, hija consentida de Héctor Yunes, quiso salir a dar la cara después de la “gracia” concedida a la bancada de Morena que con su reforma electoral blindó al inepto gobernador Cuitláhuac García.

Dice Andrea Yunes en un comunicado que mandó a la prensa: «Mi voto fue resultado de mi convicción y del análisis que hicimos con las dirigencias de mi partido, por tanto soy absolutamente responsable del voto que ayer emití». Por supuesto, todos sabemos que más convence una bolsa de dinero, que todos los argumentos socráticos.

Sobre su papi dice: «Él es un hombre de una gran trayectoria política dentro del PRI. Admiro su valor y me enorgullezco del trabajo que ha hecho por Veracruz. Nunca quise militar en el PRI porque no quise ser favorecida pero tampoco perjudicada por mi parentesco con mi papá»; ¿no será que es adoptada? Andrea Yunes se cree que los veracruzanos nos chupamos el dedo. Esperemos que se guarde en la memoria de los electores la manera de actuar de los diputados “ramera”.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.