Héctor Yunes, no sólo su hija vota a favor de blindar al estulto gobernador, también su empleado Guízar Valladares

Yunes
Héctor Yunes Landa y Gonzalo Guízar Valladares FOTO: WEB

Héctor Yunes nunca será gobernador de Veracruz; su incongruencia ha sido el lastre que no le permitió navegar con libertad. Mientras él en sus artículo y mensajes en redes sociales repudiaba la reforma electoral que se aprobara en el Congreso de Veracruz, gracias a la cual se blinda al estulto Cuitláhuac García, evitando una revocación de mandato, su hija, Andrea Yunes, a la que le negocio una diputación y su empleado Guízar Valladares, votaron a favor de esa reforma.

Los que están al tanto de la política en Veracruz saben que el Partico Encuentro Social en Veracruz se convirtió en una franquicia que Héctor Yunes y otros políticos compraron para tener la posibilidad de contender por un cargo público o buscar.

Gonzalo Guízar Valladares es empleado de Héctor Yunes y el martes 12 de mayo votó a favor de evitar que el pueblo revoque el mandato de Cuitláhuac García, uno de los Ejecutivos más torpes que haya llegado a Palacio de Gobierno de Veracruz. Ahora, Héctor Yunes vuelve a cosechar el fruto de su incongruencia, de su nula calidad moral. El repudio se ha convertido en su alimento, en las algarrobas que devora todos los días en su porqueriza.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.