«Hoy 10 de Mayo nuestras entrañas gritan: ¿dónde está mi hijo?», increpan madres de desaparecidos

Madres
«Nuestro corazón de madre sangra porque nuestros hijos desaparecidos siguen sin aparecer», se lee en un gran marco donde las madres de desaparecidos colocaron fotografías, lonas y pancartas, este 10 de mayo FOTO: JUAN DAVID CASTILLA
- en Carrusel, Estatales

Juan David Castilla Arcos / Xalapa, Ver. «Nuestro corazón de madre sangra porque nuestros hijos desaparecidos siguen sin aparecer», se lee en un gran marco donde las madres de desaparecidos colocaron fotografías, lonas y pancartas, este 10 de mayo.

Pocas mujeres participaron en el memorial, realizado en Plaza Sebastián Lerdo de Tejada, también conocida como Plaza Regina Martínez.

Una distancia de 1.5 metros, respetaban por la contingencia sanitaria del SARS-CoV-2 (coronavirus del síndrome respiratorio agudo grave), pandemia que ocasionó la suspensión de la marcha que realizaban cada año, durante el Día de las Madres.

María Antonieta Muñoz Roa, del Colectivo Buscando a Nuestros Desaparecidos y Desaparecidas Veracruz, sostiene con su mano izquierda una rosa blanca y la esquina de una lona con fotografías de varias víctimas de desaparición.

Ella busca a su hijo Guillermo Muñoz Roa, quien desapareció el 16 de noviembre del 2011, junto con un sobrino del entonces procurador general de justicia del estado, Amadeo Flores Espinosa.

La mujer es fuerte. Lleva casi nueve años de búsqueda y externa que no descansará hasta encontrarlo.

A su juicio, las autoridades sólo “simulan” que hacen algo para la localización de los desaparecidos.

«Cada año hemos trabajado con las autoridades, con diferentes gobiernos y todos han dicho lo mismo: estamos trabajando. Pero para nosotros ha sido simulación. No hemos encontrado a nuestros familiares».

Recuerda que la mayoría de las madres han enfermado en el proceso de búsqueda.

«Nuestros ojos, nuestra vista está cansada de tanto sufrimiento, de tantas lágrimas. Nuestra razón se nubla, pensamos con el corazón. Hoy que es 10 de Mayo nuestras entrañas lo que gritan es: ¿dónde está mi hijo?», enfatiza.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.