El histórico Muñoz Ledo contradice al presidente, ¡total, no tiene nada que perder!

Ledo
Porfirio Muñoz Ledo y Andrés Manuel López Obrador FOTO: WEB

Porfirio Alejandro Muñoz Ledo y Lazo de la Vega, mejor conocido por Porfirio Muñoz Ledo es un verdadero animal político. Sus luchas son memorables, su postura, en ocasiones mesuradas pero templadas por cierta beligerancia bien planeada, le permitieron comandar tres fuerzas políticas. Su cercanía con varios presidentes de la República y su reconocimiento a su trabajo político y legislativo, lo hacen un político fuera de serie. Hoy, su voz discordante se levanta contra el gurú de la Cuarta Transformación, no está de acuerdo que se concentre tanto poder en una sola persona, como lo pide el presidente de México.

Muchos dicen que la historia es cíclica y que ésta se repite con cierta regularidad. Al menos, si Porfirio Alejandro Muñoz Ledo y Lazo de la Vega se sale de Morena, se estará repitiendo la historia de 1987 cuando, junto con Cuauhtémoc Cárdenas, abandonó las filas del PRI. Hoy las cosas se dan en otro contexto, hoy el culto y divinización son privativos de Andrés Manuel López Obrador. Nadie le puede llevar la contraria sin sufrir el ataque de sus alfiles incondicionales y de una manada de beneficiarios de las bondades sociales de la 4T.

Hoy, en la postrimería de su carrera política, el viejo político emula sin querer al emperador Adriano de la obra de Marguerite Yourcenar, pareciera decir con sus acciones: «Mi oficio me pareció inútil, lo que es casi tan absurdo como creerlo sublime. «Opus Nigrum»» (1968). Bien por la congruencia del histórico Porfirio Alejandro Muñoz Ledo y Lazo de la Vega, mejor conocido como Porfirio Muñoz Ledo.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.