¿Por qué Raquel Buenrostro quiso enfermar de coronavirus a Ricardo Ahued?

Buenrostro
¿Por qué Raquel Buenrostro quiso enfermar de coronavirus a Ricardo Ahued? FOTO: WEB
- en Carrusel, Opinión

Armando Ortiz / Fue durante la administración de Ricardo Ahued en Aduanas que se investigó a dos directores de aduanas, los de Tuxpan, Veracruz y Progreso, Yucatán, que se estaban enriqueciendo ilícitamente dejando pasar «cargamentos de carne de vaquita marina, totoaba y pepino de mar, especies marinas protegidas y que son comercializadas ilegalmente al contiene asiático». Pero también dejaban pasar sustancias ilegales como fentanilo y efedrina. A todo ello sume que estos administradores estaban permitiendo la evasión de miles de millones de pesos de impuestos de IEPS e IVA en embarcaciones de hidrocarburos; se calcula que algo así como mil 900 millones de pesos, tan sólo en la aduana de Tuxpan, Veracruz. Todo esto es lo que investigó y denunció Ahued y se esperaba que Raquel Buenrostro, directora del Sistema de Administración Tributaria diera el golpe maestro y metiera a la cárcel a Abel Cárdenas Lara y Guillermo César Calderón administradores de las aduanas de Tuxpan, Veracruz y Progreso, Yucatán. Por cierto, Abel Cárdenas Lara tenía poco tiempo de ser oficialmente director de la aduana de Tuxpan, aunque estuvo trabajando para el anterior administrador de aduanas desde que éste llegará. Oficialmente se emitió el siguiente boletín: «Estimados clientes: Sirva el presente para hacer de su conocimiento que, a partir del 16 de agosto del presente año, asumió oficialmente el cargo de Administrador de la Aduana de Tuxpan, el Lic. Abel Cárdenas Lara. Lo anterior, a fin de que todas las promociones que se dirijan a la Aduana, puedan enviarse formalmente a su nombre». ¿Quién puso este sujeto que se corrompió como director de la aduana de Tuxpan? Fue Ricardo Peralta, el anterior director de Aduanas, actual subsecretario de Gobernación, protegido de Olga Sánchez Cordero. Por cierto, ¿procedió Raquel Buenrostro en contra de los directores de aduanas señalados de corrupción? No. Mejor prefirió enfermar a Ricardo Ahued de coronavirus.

Estos son los jóvenes que tendrían prioridad por encima de tu padre o tu abuelo; “si nos queremos morir pues es muy nuestro problema”

La Guía Bioética que pensaba seguir el gobierno de México era muy semejante a la de Italia o España. En una parte de su texto señalaba: «Cuando solo tenemos un ventilador y hay dos pacientes: un paciente A de 80 años y un paciente B de 20 años. Supongamos que si paciente A recibe el ventilador ella vivirá 7 años más y si paciente B recibe el ventilador ella vivirá 65 años más. Para solucionar este problema se tiene que introducir un principio adicional: salvar la mayor cantidad vidas-por-completarse. Una vida-por-completarse se debe de entender como aquella que aún no ha pasado por los diferentes estados de desarrollo bio-psico-social humanos (i.e. infancia, adolescencia, edad adulta, vejez)». Esto creo un dilema ético y práctico, pues en este momento de la fase 3 de la pandemia de coronavirus, algunos jóvenes, no todos afortunadamente, están mostrando un desprecio pleno a la vida de los demás. Se arriesgan a contagiarse y contagiar a los demás con el argumento egoísta: “Dejen vivir la vida a uno, si nosotros nos queremos morir si nosotros nos queremos contagiar pues es muy nuestro problema, vaya, no vamos a ir a sus casas a contagiarlos como dicen”. Lo que estos jóvenes egoístas no saben es que el problema no es de ellos, como dicen, el problema es del sistema de Salud que se verá saturado. El problema es que a alguien se le ocurrió que, ante una situación de elección, un adulto de 60 o 70 años sería descartado para que le brinden un ventilador, porque se lo tendrían que dar a un joven que pregona: “Si nosotros nos queremos morir si nosotros nos queremos contagiar pues es muy nuestro problema”. Que bien que ya lo pensaron mejor, y echaron esa guía bioética a la basura

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.