Luis Ortiz pone el dedo en la llaga con el megafraude de las financieras en la SEV

Financieras
Luis Ortiz Ramírez FOTO: ESPECIAL

Si alguien conoce cómo se las gastan los líderes sindicales magisteriales y cómo hacen sus cochupos los funcionarios que comanda Zenyazen Escobar, ese es Luis Ortiz, columnista de Libertad bajo Palabra. Este columnista no es ningún improvisado, como algunos de sus detractores quisieran. Cuenta con varios posgrados encima, un doctorado en Educación y una especialidad en Investigación Metodológica, se sabe que tiene varios contactos dentro de los sindicatos y de la propia SEV.

En esta ocasión, en su columna Inquietud Magisterial, devela el entarimado de las financieras y su modo piramidal de operar en contubernio con las gestoras de créditos. Resulta muy ingenuo creer que la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV) no sabía nada del asunto y, si sabían, cómo el propio Zenyazen Escobar ha dicho y reconocido que ya tenía conocimiento del asunto desde que él era diputado, porque razón no lo pararon de tajo.

También en este artículo nos enteramos de que esta situación aún dará de que hablar. Por lo pronto, algunos consideran que pudiera darse una especie de Fobaproa para rescatar a cientos de maestros que están pagando créditos millonarios. Si usted quiere enterarse bien de asunto, le dejamos el enlace de este columnista exclusivo de Libertad bajo Palabra.

Lupita del Sagrario Castellanos Rincón, de maestra gelatinera a Reina de las Financieras leoninas, pide licencia, ¡ya se amparó!

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

  1. El director jurídico de la SEV, lic. José Miguel Hernández durand contra los acuerdos de salud emitidos por el gobierno federal, en plena fase 3 de la pandemia ocasionada por el virus covid, obliga a sus trabajadores tanto de base como de compensación laborar todos los días, por turnos: la mitad en la mañana de 9 a 3 y la otra mitad por la tarde de 3 a 8, esto en riesgo y peligro tanto de sus trabajadores como de sus familias, sin medidas de seguridad para su protección y sin la sana distancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.