Cuitláhuac menosprecia a sus votantes

Cuitláhuac
Fernando Yunes Márquez Cuitláhuac García Jiménez FOTO: WEB
Alcaldes toman la batuta ante inacción
Yunes: acciones positivas ante CoVid19

Carlos Jesús Rodríguez Rodríguez / LA PANDEMIA de Coronavirus que asola al mundo, y que se expande por todos los Estados del País ha hecho emerger los peores sentimientos del Gobierno de Cuitláhuac García Jiménez, atrincherado a piedra y lodo para evitarse contagios pero, también, ha puesto en evidencia la ausencia de planeación de un Gobierno improvisado que ganó gracias al arrastre de Andrés Manuel López Obrador, y que muestra desprecio por los gobernados a grado tal que de no ser por algunos ayuntamientos que decidieron tomar al toro por los cuernos, Veracruz sería uno de los peores focos de contagio. Peor aún, García Jiménez se muestra insensible ante un pueblo que vive, mayoritariamente, del comercio informal o de los empleos inconstantes alejados de la seguridad social y sin pagar impuestos, porque debe usted saber que 7 de cada 10 trabajos en Veracruz no están registrados ante el Instituto Mexicano del Seguro Social, cifras muy alejadas del promedio nacional que es del 56.7 por ciento. Se trata de tianguistas, ambulantes, taxistas, cargadores, repartidores, meseros, empleadas domésticas, además de productores de alimentos, en fin, toda una pléyade de personas que no tienen acceso al sistema oficial de salud que, por otra parte, se encuentra saturado. Todos ellos en días recientes se han manifestado en busca de apoyo económico o crediticio del Gobierno para pasar la cuarentena, y en ningún caso han sido atendidos, lo que demuestra la ingratitud de la administración Estatal que si ganó la elección que los llevó al poder fue, precisamente por los que ahora menosprecia.

POR ELLO algunos alcaldes desde finales de Marzo y principios de este mes han asumido acciones contundentes ante el enojo del frívolo secretario de Gobierno, Eric Patrocinio Cisneros Burgos, que se siente rebasado, y cómo no, si cada vez que abre la boca parece manguera agujereada por tanto que la riega, y en ese tenor municipios del norte impusieron acciones drásticas como regular entradas a esos sitios de personas provenientes de otros lugares; de esa manera presidentes municipales de Córdoba, Orizaba, Amatlán, Fortín, Ixtaczoquitlán, Ixhuatlán y Río Blanco (como lo hicieron en su momento Tamiahua y Tuxpan) exigen a los ciudadanos reducir el número de viajes intermunicipales o entre poblados, sobre todo ahora que un gran número de connacionales está siendo repatriado ante la explosión del Covid19 en diversas ciudades de los Estados Unidos. De hecho, algunos municipios han prohibido el retorno a paisanos que laboran en el vecino País del norte, ya que se convierten en foco de infección al recurrir al mismo método que utilizaron para cruzar la frontera norte: como indocumentados. Advierten que de seguir los contagios recurrirán al toque de queda para evitar una mortandad, algo que molesta a Cisneros Burgos que, hace unos días, respondió a la solicitud formal del alcalde de Veracruz, Fernando Yunes Márquez de cerrar las playas que no se usaría la fuerza pública para retirar a los bañistas, y acto seguido rubricó: «Hay quienes estaban acostumbrados a aplicar medidas represoras, la historia los recuerda, pero nosotros privilegiamos el diálogo y acatamos las instrucciones que dictan quienes están al frente de esta emergencia”, lo que movió a risa ya que el Secretario de Gobierno ha ordenado al menos una docena de desalojos en diversos puntos el Estado con saldos violentos, e incluso amenaza a periodistas que sacan a flote sus ínfulas de cacique trasnochado. Peor aún, la Federación dio instrucciones de no acudir a las playas y decretó vigilancia por parte de la Guardia Nacional, ridiculizando la postura del baja californiano que se dice terrablanquense u otatitleco.

COMO FUERA, al menos tres municipios veracruzanos ya tomaron medidas drásticas (como prohibir el paso de personas foráneas o detener a quienes no guarden cuarentena) para evitar contagios, mientras que a la par, Veracruz cerró el malecón costero para evitar que cientos de personas sigan acudiendo a las playas a «vacacionar». Y es que municipios como Boca del Río, Veracruz, Poza Rica, Xalapa y Tlacotalpan encabezan la lista de contagios, mientras el Gobernador de plano se escondió, y el Secretario de Salud, un médico pueblerino y aldeano no sabe cómo hacer para evitar que los hospitales se saturen, como ya está ocurriendo, ya que además del Coronavirus hay otro mal que afecta a la Entidad: el dengue, que se expande ante las escasas medidas preventivas aplicadas, pese a que 2019 fue mortal para Veracruz en ese rubro.

LO GRAVE es que Cuitláhuac García Jiménez no tiene autorización del Presidente Andrés Manuel López Obrador para asumir acciones ni ofrecer apoyos ya que el dinero que recibe con la misma es devuelto a la Federación para los programas del mandatario nacional, y en ese tenor, hay alcaldes con imaginación y cierto humanismo –aunque lleven inserto cierto sesgo político en cada decisión- como el de Veracruz, Fernando Yunes Márquez, que al igual que algunos Estados como Querétaro, firmó un convenio con el transporte público para que los trabajadores del sector salud de ese municipio tengan transporte gratuito, reconociendo así su labor y entrega. Sin duda, el paso que ha dado el munícipe hará rabiar al envidioso Eric Patrocinio, sin iniciativa ni ocurrencias positivas. Yunes Márquez ha anunciado que a partir del lunes 20 de Abril y mientras dure la contingencia sanitaria los trabajadores del Sector Salud Federal y Estatal en el puerto viajarán gratis en autobuses urbanos de la Asociación Veracruzana de Empresarios Transportistas, A.C., y los interesados deberán acudir desde el viernes 17 a las terminales de las líneas de autobuses participantes a solicitar su cuota de 12 boletos por semana, en horario de 8:00 de la mañana a 4:00 de la tarde. Para recibir su dotación, cada persona deberá presentar una credencial que la acredite como trabajador del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) o de la Secretaría de Salud del Gobierno del Estado de Veracruz.

Y UNO se pregunta: ¿Qué está haciendo como gratitud el gobierno cuitlahueco para ayudar a los médicos, enfermeras, personal hospitalario como camilleros, choferes de ambulancias y todos quienes integran el sector salud por su entrega? La respuesta es simple: nada, pero como los canecillos envidiosos, seguramente, mañana Eric Patrocinio saldrá a decir que la actuación de Yunes Márquez es electorera o cualquier otro adefesio sin que, por otra parte, aporte nada a la población para aminorarle los efectos de la pandemia, porque así es la cuarta transformación, no hacen, pero tampoco dejan hacer a quienes aportan un grano de arena en esta pandemia en apoyo a los que menos tienen o al personal médico al que, en vez de agradecerles todo el esfuerzo, se le agrede. Así de simple. OPINA [email protected]

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.