¡Ay Bingen, eres tan bueno y caritativo que te vamos a canonizar! Oportunista el diputado, lucra con la necesidad de los veracruzanos

Bingen
Bingen Rementería FOTO: WEB

Los habitantes de las colonias de la periferia del puerto de Veracruz están asombrados, pues después de muchos meses de no ver a Bingen Rementería por sus colonias, en estos tiempos de quedarse en casa el diputado, temerario, salió a pesar del riesgo de contagiar o ser contagiado, a las calles. Dice alguien que lo vio que desde la campaña no se le veía por ahí. ¿Y qué anda haciendo Bingen en las calles? Pues es que su corazón no se pudo contener y agarró, fue al mercado a comprar plátanos, frijol, cebollas, papas y se puso a repartir esas verduritas para que las personas se dieran cuenta del gran corazón que tiene.

¡Ay Bingen, eres tan bueno y caritativo que los pobres del puerto de Veracruz te van a canonizar! Habría que recordarle al diputado fifí que la máxima bíblica dice: «Más bien, cuando le des ayuda a un necesitado, que tu mano izquierda no sepa lo que hace tu mano derecha; así la ayuda que les des a los necesitados se mantendrá en secreto. Y entonces tu Padre, que mira en secreto, te lo pagará».

Pero Bingen Rementería tiene que publicar sus actos de caridad porque lo que en realidad está haciendo es campaña pues aspira a ser el próximo alcalde del puerto de Veracruz. A eso se le llama ser oportunista, un sujeto cínico que pretende lucrar políticamente con la necesidad de los veracruzanos.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.