Si Cuitláhuac García antes del Covid-19 era el amo y señor absoluto del desempleo en Veracruz, qué se puede esperar después

Maldición
Cuitláhuac García Jiménez FOTO: JUAN DAVID CASTILLA

Las imágenes que aparecen en las redes sociales, donde se puede ver a un grupo de inspectores municipales levantando el puesto de frutas de un humilde y honrado vendedor, son recurrente. Estos vendedores se exponen no por gusto sino por la necesidad de mantener a sus familias. La informalidad laboral era en diciembre de 2018 de 67.8 por ciento y así permaneció durante todo 2019. Sin embargo, la mala noticia es que el desempleo en la entidad, en este último trimestre, ya rebasa a las 121 mil 442 personas, 3.6 por ciento de la población económicamente activa.

La promesa de Cuitláhuac García, gobernador de Veracruz, de promover empleos es otra promesa fallida. De entrada, al llegar al poder corrió a muchos que no tenían nada que ver con el gobierno anterior y colocó a sus amigos y recomendados. En Veracruz las constructoras de casa han sido desplazadas en las pocas obras por las constructoras que se mochan con el numero uno de Finanzas, o sea con el primo del gobernador.

No hay generación de empleos, ni en la zona rural ni en las ciudades; el problema se acrecienta con la pandemia que azota a todo el mundo. Si el apoyo y progreso no se sintió antes, ahora mucho menos con la presencia de esta calamidad contagiosa. Ya por ahí le surgió la idea de ahorrase un billete que le corresponde a los partidos políticos.

Sin embargo, pesa mucha ante la sociedad veracruzana el subejercicio de partidas federales que este gobierno no ha sabido aplicar. Desgraciadamente Cuitláhuac García sigue empeñado en seguir y emular los pasos del de Macuspana, Tabasco. Aunque finalmente sólo sea una burda y barata imitación.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.