¿Qué tanto sabemos de la bebida de los dioses?

Bebida
Pulque, la bebida de los dioses FOTO: XALAPA ANTIGUO
- en Opinión

Jorge Díaz Bartolomé / Imaginemos un tlachiquero caminando por unos magueyales en los llanos de Apan, muy cerca de Calpulalpan, en los límites con Tlaxcala, sosteniendo en su hombro un acocote que servía para extraer el aguamiel del maguey, el burrito carga en su lomo dos castañas -barrilitos- para transportar el pulque; un cuadro campirano muy común a principios del siglo pasado. 

Pues bien, para los antiguos mexicanos, el pulque era una bebida ritual, se consumía solamente en periodos especiales del año, como por ejemplo durante las fiestas dedicadas a Mayahuel, la Diosa del Maguey. Después de la conquista, el pulque perdió su carácter sagrado y se transformó en una bebida apreciada tanto por españoles, como por indígenas. La Corona española, para poder controlar su producción, intentó reglamentar el consumo de pulque, alternando políticas represivas y de tolerancia. A finales del siglo XVII, los jesuitas dedicaron parte de sus haciendas a la producción de pulque, que pasó de ser una producción artesanal a ser de producción organizada y a gran escala, todo esto para financiar sus colegios de enseñanza. A principios del siglo XX, la industria pulquera estaba en su mejor momento, sin embargo, con la introducción de la cerveza y la campaña de desprestigio que se le hizo hacia a la bebida, poco a poco se fue perdiendo la costumbre de consumir pulque y con ello, su producción.

El pulque artesanal es y será una de las bebidas más ricas y económicas que se producen en México

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.