Covid-19 corta Tendederos

Tendederos
Alumnas de varias preparatorias de Xalapa exponen sus casos de acoso sexual de maestros con tendederos FOTO: WEB
- en Opinión

Brenda Caballero / ¡No me lo esperaba! Escucho decir al chofer de un taxi. Es verdad, el pronunciamiento de Esteban Moctezuma Barragán, Secretario de Educación Pública, hizo la noticia en este puente largo al suspender eventos escolares y adelantar las vacaciones de Semana Santa del 20 de marzo al 20 de abril como medida preventiva ante el Covid-19 en acuerdo con la Secretaría de Salud de México.

Desde luego que la preocupación primaria del chofer en ese momento fue su economía, sin embargo, he de aplaudir las medidas conjuntas de Salud y Educación en materia de prevención para la población, pues de acuerdo a la realidad que viven nuestros paisanos de Italia y España, principalmente, quedarse en casa y seguir las medidas preventivas harán la diferencia y evitarán que el Covid-19 se siga propagando.

Así que, aunque Don Esteban haya dicho que las vacaciones se adelantan, en realidad no son vacaciones para salir a divertirse, sino para mantenerse en aislamiento y alerta en el hogar.

Otras dependencias han seguido las mismas medidas, incluso en tiempo de declaraciones anuales, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) ha suspendido temporalmente y hasta nuevo aviso su atención en salas de internet.

También ya se comienza a ver que los empleados de supermercados limpian constantemente los mostradores que tienen mayores visitas. Por cierto, aunque son medidas de contingencia y no de pánico, las toallitas desinfectantes, los productos lysol, el gel antibacteriales y hasta el jabón líquido de manos ha desaparecido de los anaqueles ¡y hasta los huevos! Sí, llama la atención que tanto el huevo blanco como el colorado hayan volado de los estantes.

Todas estas medidas son perfectas, sin embargo, vienen a cortar los tendederos de acoso sexual que han hecho alumnas en diversas Universidades, Tecnológicos y Escuelas de todo el país contras sus catedráticos y compañeros, un movimiento que no se había realizado con tanta fuerza y que ha expuesto lo que realmente sufren muchas mujeres y jóvenes dentro de las aulas escolares. Aunque muchas jovencitas afirman haber denunciado los actos de acoso sufridos, las autoridades escolares parecen no inmutarse, además de que simulan el seguimiento a dichas acusaciones pues el número de suspendidos, cesados y en la cárcel no se compara con toda la cloaca destapada por las jóvenes a través de sus tendederos, redes sociales y medios de comunicación.

Sin duda, la cuarentena del Covid-19 implementada por autoridades federales dará un respiro a los acosadores de aulas y a autoridades escolares; solamente espero que el virus no mate las manifestaciones de las estudiantes que han levantado la voz contra el acoso sexual y la violencia de género y retomen sus movimientos después del 20 de abril.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.