Jalón de orejas de Hacienda; urge licitar obras

Hacienda
Arturo Herrera, director de Hacienda, y el jalón de orejas a Cuitláhuac García por el retraso en obras de Veracruz FOTO: WEB
- en Opinión

Arturo Reyes Isidoro / El pasado 28 de febrero el secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera Gutiérrez, realizó una inesperada y extraña visita al estado y se le mostró en fotos oficiales supervisando tres obras menores: de mantenimiento de caminos y de pavimentación de una vialidad lateral de la carretera costera, en los municipios de Actopan y Vega de Alatorre, respectivamente, obras menores para un funcionario de su nivel.

Hubo absoluto hermetismo entonces sobre la verdadera causa de la visita y una versión que corrió fue que vino a alertar sobre la preocupación en el gobierno federal por el subejercicio que hubo hasta diciembre así como por la mala administración de recursos federales que existe en varias dependencias, además de urgirlos a que cumplieran con las obras programadas para marzo o que devolvieran los recursos.

Con un lenguaje empalagoso la versión oficial intentó disfrazar el verdadero motivo. “La estrecha colaboración que se ha construido entre el Gobierno del Estado y la Federación es clara y los resultados se empiezan a ver con acciones contundentes que auguran un mejor futuro para Veracruz”, se dijo.

Pero finalmente, el viernes pasado el secretario de Finanzas y Planeación, José Luis Lima Franco, reveló que en realidad vino a apurarlos a que liciten las obras del ejercicio presupuestal 2020 para que pueda iniciarse su construcción, lo que confirma la preocupación federal por el retraso del gobierno de Veracruz que apenas está por entregar obras que debieron haber sido concluidas el año pasado.

Tras lo que bien puede interpretarse como un jalón de orejas o llamada de atención, Lima informó que este año se ejercerán 5 mil millones de pesos, cifra igual a la del año pasado, y ofreció que en este mes tendrán comprometidos ya mil millones y en abril otra cantidad similar.

Tienen solo 20 días para justificar el subejercicio

Veinte días. Al Gobierno del Estado y a los municipales les faltan solo veinte días para que entreguen las obras que contrataron con cargo a los recursos federales del presupuesto 2019 o, en su caso, tendrán que devolver a la Federación lo que no se haya ejercido, a más tardar el 15 de abril.

De acuerdo al Estado Analítico del Ejercicio del Presupuesto de Egresos de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan), al 31 de diciembre del año pasado la mayoría de las dependencias no habían ejercido 1,997 millones 373 mil 98 pesos, casi 2,000 mil millones.

En apego a la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios, a más tardar el pasado 15 de enero debieron haber reintegrado a la Tesorería de la Federación los recursos federales etiquetados que no habían ejercido hasta el último día de diciembre, de acuerdo al Artículo 17 del Capítulo I del Título Segundo del mencionado ordenamiento.

Pero tanto el gobierno estatal como algunos ayuntamientos, como el de Xalapa, aprovecharon una rendija de la citada ley, que da el primer trimestre de cada año para cubrir los pagos de los contratos comprometidos al 31 de diciembre pasado, para alegar que tenían hasta el 31 de este mes para entregar las obras.

Las obras debieron haber sido entregadas a finales del año pasado y solo en casos excepcionales debieron quedarse algunas pendientes, pero en la administración estatal apenas en diciembre estaban adjudicando contratos en forma directa porque ya no les dio tiempo para licitar, adjudicaciones que levantan la sospecha de otorgarse a cambio de moches.

El tiempo se les ha acabado y no se cree que concluyan las obras programadas, por lo que deberán devolver lo que no les haya dado tiempo de ejercer, un dinero que se perderá por mala planeación, pues las obras debieron haber sido licitadas el año pasado en marzo o a más tardar en abril.

Alcalde de Xalapa se trata de lavar las manos

Ayer el presidente municipal de Xalapa, Hipólito Rodríguez Herrero, sin hablar de subejercicio ni que tendrá que devolver los recursos que no haya ejercido a tiempo, admitió la seria posibilidad de que no se concluyan las obras contratadas con recursos federales en los veinte días que restan.

Dijo una obviedad y a la vez se lavó ya las manos: informó que no pagarán a las constructoras por lo que no hayan hecho e indirectamente las culpó del retraso, así como a la hidrografía de la ciudad. Mencionó un presupuesto de 500 millones de pesos, del cual una buena parte estaría bailando.

Mencionó otra obviedad. Dijo que pagarán lo que se haya avanzado y que el ayuntamiento buscará concluir lo que quede pendiente. Lo ve fácil pero no es sencillo porque no están nadando en dinero y tendría que distraer recursos para otros rubros previa autorización de la Legislatura, además de que lo que no ejerza deberá devolverlo y la Federación ya no se lo repondrá ni lo incluye en el presupuesto de 2020.

Devolverán dinero, como el año pasado

En enero de 2019, la entonces tesorera municipal, Clementina Guerrero García, confirmó que habían devuelto 15 millones 680 mil pesos del presupuesto de 2018, de los cuales 10 correspondían al pago de intereses de los 5.6 millones que no habían ejercido, lo que el alcalde se limitó a decir que era un “hecho desafortunado” pero no mencionó que se debía a su mala administración.

Todo indica que la irresponsabilidad se volverá a repetir, lo que es inexplicable porque se supone que el primer año debió servirles de aprendizaje para no volver a caer en subejercicio, lo que también será indicio de una mala planeación.

Sobre las obras declaró que: “Son muchas las que están, pequeñas grandes y medianas; la apuesta es que concluyan todas, si no acaban algunas tendrá que dejar de ejercerse el pago de lo que no se haya cubierto… eso es lo que ocurre normalmente, si la obra no cierra en el momento en que la Ley indica se paga lo que hasta ese momento se ha hecho y después nosotros tendríamos que concluirla” (José Topete/alcalorpolitico.com).

¿Cuánto tendrán que devolver por irresponsabilidad, mala administración y falta de buena planeación? ¿Se castigará a los responsables? No se justifica el pretexto que arguye el diputado local José Manuel Pozos Castro de que la Federación no entregó a tiempo los recursos porque en su momento nadie dijo nada y la Secretaría de Finanzas siempre reportó en su portal que el dinero estaba disponible en su Tesorería.

Las dependencias estatales que más subejercicio presentaban el año pasado eran las secretarías de Infraestructura y Obras Públicas, de Desarrollo Social así como de Desarrollo Agropecuario Rural y Pesca, pero no eran las únicas.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.