«¡Que baje Cuitláhuac, que baje, que baje, que baje!», gritaron estudiantes al gobernador, pero Cuitláhuac nunca bajó; tal vez si le tocan La Bamba baje

Universitarios||
«Cuando vuelva a mi pueblo, quiero volver graduada, no asesinada» se leía en las pancartas de los estudiantes universitarios durante la protesta "Ni una bata menos". La protesta fue para exigir seguridad a los tres niveles de Gobierno. Los alumnos de la Universidad Veracruzana (UV), iniciaron la movilización a las 11:00 de la mañana FOTO: FRANCISCO DE LUNA

Ante el llamado de los alumnos de medicina de Puebla, los de Veracruz se solidarizaron. La exigencia es muy clara, #NiUnaBataMenos, es decir, no más estudiantes de medicina asesinados en este país. La marcha es un reclamo que inicia por los tres jóvenes que fueron asesinados en Puebla, entre ellos un estudiante xalapeño y dos colombianos, sin olvidar por supuesto al chofer de Uber que corrió con la misma suerte que los jóvenes. Ellos, que estudian para salvar vidas, están siendo asesinados. El reclamo llegó hasta el Palacio de Gobierno de Veracruz, donde centenas de estudiantes vestidos con sus batas exigían un alto a la inseguridad, un alto al asesinato de estudiantes de medicina.

En el reclamo exigieron la presencia del egresado de la Universidad Veracruzana, el gobernador Cuitláhuac García. «¡Que baje Cuitláhuac, que baje, que baje, que baje!», fue el grito que exigía la empatía de un universitario. Pero Cuitláhuac no bajó. Y no bajó porque sabe que al no tener conectado el cerebro con el lenguaje, tuvo miedo de decir una de sus tantas frases estultas («huy qué miedo»).

Pero tampoco bajó Cuitláhuac García porque no hay empatía por parte de él a los reclamos de los estudiantes. Cuitláhuac García está para bailar La Bamba con su edecán, la fiscal espuria; está para inaugurar reencarpetamientos, está para decir que la culpa es de los otros, no de él; está para encubrir el nepotismo de su gobierno. Cuitláhuac García no está para escuchar a sus gobernados.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.