La tribulación del diputado Erik

Aguilar
Érick Iván Aguilar FOTO: WEB
- en Opinión

Arturo Reyes Isidoro / Da pena el diputado local Erik Iván Aguilar López, quien está en el corredor de la muerte… política y este miércoles será llevado a la sala de ejecuciones, a menos que de última hora logre un indulto.

Pero da pena por su total falta de experiencia política y por la falta de un grupo experto de asesoramiento que le hubiera indicado qué hacer en forma correcta para tratar de lograr el perdón.

En el terreno religioso el Señor es el único que puede perdonar los pecados. En Estados Unidos solo el presidente puede ordenar un indulto, lo mismo que en Alemania; en España, el Rey.

Este muchacho ayer en lugar de tratar de salir de las arenas movedizas en las que se metió, equivocadamente se puso a patalear y se hundió más. Optó por el camino político equivocado.

En lugar de buscar el perdón político en el propio presidente López Obrador o en el gobernador Cuitláhuac García, hoy los dueños del poder político en México y en Veracruz, a quienes traicionó al traicionar a su partido, acudió, entre otros, al enemigo público número uno de ellos, el exgobernador Miguel Ángel Yunes Linares.

El 27 de febrero pasado comenté que en Alto Lucero un grupo de vecinos y familiares del diputado realizaron una procesión de silencio para pedir al Altísimo por el descanso de la víctima que causó todo el enredo en que se metió Erik, pero también para que el diputado librara el problema en el que se había metido.

Carta a los diputados

Me enterneció ayer la carta que el padre de la víctima envió a los diputados locales en busca de conmoverlos para lograr que perdonen al muchachón, lo que, al menos en los del PRI-PVEM y PT, por un lado les entró y por

otro les salió. “Nos vale”, respondieron en otras palabras, y la coordinadora de la minibancada tricolor, Erika Ayala Ríos, como hacía el pueblo romano cuando un gladiador triunfante esperaba la decisión del emperador sobre el gladiador caído: muerte o vida, ella extendió el dedo pulgar y lo giró hacia abajo: muerte, estallando el griterío en el coliseo… de la avenida Encanto, de quienes están sedientos de sangre… política.

“¿Qué habrías hecho tú si fuera tu hijo?”, le pregunta, en carta de puño y letra, el señor Delfino Aguilar, a los diputados, a los que llama “servidores del pueblo”; Delfino Aguilar cuyo hijo fue atropellado y muerto en Alto Lucero, estuvo expuesto a la intemperie muchas horas porque no acudía la autoridad ministerial a dar fe del cuerpo, hasta que llegó Erik Iván y ordenó, por sus pistolas, que se lo llevaran “así sea lo último que hagan”, con el añadido de que dijo que si la fiscal general del estado se oponía, “me la como yo en tacos”.

En su misiva, escrita en una hoja a rayas de libreta, Delfino argumenta que en lugar de estar buscando al culpable que atropelló y mató a su hijo (“todos los días se levantaba en la madrugada para irse a trabajar en el campo y ya van muchos días que no lo hace porque alguien provocó su muerte”), “están ocupando la memoria de mi hijo para asuntos políticos”. Sí, no le falta razón.

Defiende que Erik solo quiso apoyarlos para que se llevaran el cuerpo a su casa para velarlo, “porque la autoridad no llegaba esperamos casi 5 horas y el cuerpo de mi hijo fuera del hospital, porque lo sacaron, y bajo la lluvia”. “¿No harías tú lo mismo si tu hijo pasara esto?”, les pregunta, les pide que hagan conciencia y justicia.

¿Los logrará conmover y este miércoles se escribirá otra historia?

¿Los carniceros de hoy…?

Por su parte, en un acto de desesperación, el diputado salió a dar conferencia de prensa para recordar a sus compañeros que si cae, ellos estarían expuestos a correr la misma suerte, algo así como los carniceros de hoy pueden ser las reses de mañana, pero entonces pidió ayuda para salvarse a los dirigentes del PRI, del PAN, del PRD, de Movimiento Ciudadano (MC), a los senadores panistas, a Héctor y Pepe Yunes ¡y a Miguel Ángel Yunes Linares y a sus hijos Miguel Ángel y Fernando!

Casi nada. Quiere unir a toda la oposición a su favor olvidándose que en el caso del PAN contribuyó a su división y a golpear a la dirigencia estatal al unirse a un grupo rebelde para formar su propia bancada; que ignora al Partido Encuentro Social que lo recibió en la primera machincuepa que dio en el Congreso y al que utilizó para de ahí brincar de propanista.

Lo acusan de haberse “robado un cadáver”. En otras circunstancias su acción la hubieran tomado como una ocurrencia, como algo chistoso, pero si le dan cuello político hoy, Morena, el gobierno de Cuitláhuac García, lo estará utilizando para dar un escarmiento a todo aquel que llegó al poder con ellos y por ellos pero los traiciona para irse con el enemigo, para que los demás sepan lo que les espera si hacen lo mismo. El PRI, pues, pero redivivo en Morena.

Me parece exagerado, sí, si es cierta la versión de que tan pronto le quiten el fuero, si se lo quitan, lo estén esperando los ministeriales para llevárselo a Pacho Viejo. Sería un atropello.

En el otro caso, el del alcalde y la síndica de Actopan, ahí sí parece que todas las evidencias hacen esperar la extensión del dedo pulgar y su giro hacia abajo (pollice verso), así como la acción inmediata de los chicos de la fiscala.

PRI, triste aniversario

Lo que queda del PRI llega este miércoles a sus 91 años sin ningún signo de que vuelva a recuperarse, como lo logró hace 12 años, luego de que en 2000 perdió por primera vez la presidencia y en 2012 volvió a Los Pinos.

En 2018 los mexicanos no perdonaron ya los vicios que lo caracterizaron, la corrupción que practicó sobre todo, y lo castigaron en las urnas hasta dejarlo prácticamente sobreviviendo.

Cuando Enrique Peña Nieto recuperó el poder para los tricolores, dijeron que ya habían aprendido la lección, que cambiarían, pero regresaron a lo mismo, o peor como en el caso de Veracruz con Javier Duarte.

Hoy los preside Rafael Alejandro Moreno Cárdenas, “Alito”, exgobernador de Campeche, señalado por actos de corrupción que no ha podido aclarar (como su residencia de más de 46 millones de pesos, que construyó en dos años, cuando que declaró ingresos anuales por 5 millones mientras fue gobernador).

Cumpleaños cuando la mira está puesta en el mismo Peña Nieto, al que involucran en los actos de corrupción por los que ya está detenido en España Emilio Lozoya, subordinado suyo en Pemex, y en Veracruz en Javier Duarte, ya en prisión, y en su esposa Karime Macías.

Apenas el pasado 18 de febrero la Comisión de Prerrogativas y Partidos Políticos del Instituto Nacional Electoral dio una información contundente: al checar la revisión y actualización de su padrón electoral quedó en claro que en el último año perdió casi 5 millones de militantes, al pasar de 6 millones 546 mil 560 a solo un millón 570 mil 242.

En el Estado Marlon Ramírez Marín hace lo que puede para resucitar a su partido, pero los Duarte, las Karime, los Lozoya, los Peña Nieto, pesan más.

El licenciado Brito, bien

Luego de una recaída que tuvo en su salud, el maestro Carlos Brito Gómez se recupera ya en su casa luego de que tuvo que ser trasladado a la Ciudad de México. Sigue en tratamiento pero está en franca recuperación.

En Altotonga piden cuentas claras

Habitantes de Altotonga se manifestaron ayer afuera del Congreso local para acusar desvío de recursos por parte del presidente municipal Ernesto Ruiz Flandes. Piden su destitución, que rinda cuentas claras, que intervengan la tesorería municipal y que se acaben las obras fantasma. Como dijera el fundador del Diario de Xalapa, don Rubén Pabello Acosta, ¿qué hay de eso Josefina?

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.