Renuncia de directora del DIF. No, no es que el gobierno de Veracruz combata la corrupción, es que Verónica se metió con los moches del primo Eleazar

DIF
Eleazar Guerrero y Verónica Aguilera FOTO: WEB

¿Tuvo algo que ver la Contraloría en el cese de Verónica Aguilera, hasta hace unos días directora del DIF Estatal? Por supuesto que no. Tampoco es que existan afanes del gobernador Cuitláhuac García para combatir la corrupción. Ya hubiera quitado a la mitad de su gabinete, empezando por su primo hermano Eleazar Guerrero, quien dentro de poco no va a tener dónde esconder tanto dinero. Precisamente el primo tuvo mucho que ver con la salida de Verónica Aguilera, quien desde mediados de 2019 había sido denunciada por varios periodistas, el más avezado de ellos Édgar Hernández, quien incluso señaló que ella no llegaría a diciembre de 2019.

Pero, ¿vaya usted a saber que contactos tenía Verónica Aguilera quien, a pesar de la evidente corrupción, seguía en el cargo. Ella, junto con Óscar Lara se hicieron de un batallón de empresas a las que les licitaban directamente o hacían el montaje de la famosa licitación por invitación, el mismo método de Eleazar Guerrero.

Pero ahí estuvieron los choques, porque tanto Eleazar como Lima Franco mandaban a sus licitadores, y Verónica y Óscar no les daban nada. Fue entonces que, como si Finanzas fuera una contraloría, empezaron a revisar los contratos del DIF Estatal y encontraron un saqueo enorme, pero a ellos no les habían pasado moche. ¿Qué le duele al que roba? Pues que le roben lo que considera su botín.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.