El linchamiento de Érik Aguilar

Aguilar
Érick Iván Aguilar FOTO: WEB
- en Opinión

Filiberto Vargas Rodríguez / 

Prefacio.

Hay una frase muy conocida en el ámbito político nacional: “cuando el río suena, es que agua lleva”. *** El problema es que, siendo tan conocida, a más de uno se le ha ocurrido “hacer sonar el río” para crear la percepción de que “agua lleva”. *** El escenario de una eventual “invitación” del Presidente Andrés Manuel López Obrador para que Cuitláhuac García deje su encargo como gobernador y se incorpore a su gabinete, se ha escuchado incluso desde antes del primero de diciembre del 2018. *** Y de la misma forma en la que se ha sugerido su probable salida, también se ha especulado sobre su posible sucesor. Desde las filas de Morena destacan cuatro figuras como las “más viables” ante un escenario de gobernador sustituto: la secretaria de Energía, Rocío Nahle; el director de Aduanas, Ricardo Ahued; el secretario de Gobierno, Éric Cisneros, y el llamado “superdelegado”, Manuel Huerta. *** En este mismo espacio me he referido a la versión que circula en la capital del país, en el sentido de que sería Rocio Nahle la más activa promotora de un relevo prematuro en el gobierno de Veracruz, pero no para ocupar la posición de Cuitláhuac García, sino para impulsar como sustituto a Ricardo Ahued, el que –según sus cálculos- sería su más fuerte contendiente por la candidatura en el 2024. *** Enviarlo de avanzada –según esta versión- le limpiaría el camino hacia el relevo sexenal, pero además –calculan algunos- le produciría mejores condiciones para competir con la bandera de Morena, pues insisten en que la actual administración estatal, de seguir los seis años, pondría en riesgo la continuidad del proyecto. *** Y es precisamente en este escenario de especulaciones, que diversos actores políticos han buscado darle un significado especial a las constantes visitas de Ricardo Ahued a Xalapa. Pasan por alto que gran parte de su vida ha transcurrido en la capital veracruzana, que aquí tiene sus negocios y que aquí conserva buena parte de sus afectos. *** Para atajar especulaciones, el propio Ahued salió a las redes sociales a expresar su postura: “El encargo que el Sr. Presidente nos encomendó en la Administración General de Aduanas, es de una gran responsabilidad y desde hace siete meses me mantiene ocupado para dar los mejores resultados al país”. *** “Es lamentable que los enemigos de Veracruz pretendan utilizar mi nombre para denostar y crear escenarios de confrontación que no existen, soy un hombre respetuoso de quien gobierna, destaco los aciertos y señalo constructivamente los desaciertos. Desde mi posición mi compromiso siempre será dar lo mejor de mi y nunca defraudar la confianza que han depositado en mi persona”. *** En síntesis: que no utilicen su nombre para grillar al gobernador, pues él está concentrado en atender la responsabilidad que le encomendó su jefe, el Presidente. *** ¿Así, o más claro?

* * *

El juez segundo de Distrito para el Estado de Veracruz fue contundente:

“… si la pretensión del quejoso es reclamar cuestiones relativas a la declaración de procedencia instaurado en su contra, se considera que este juzgado no puede asumir jurisdicción sobre ese aspecto, pues de ser así se podría invadir la esfera soberana de del Poder Legislativo local. Procede sobreseer el juicio fuera de audiencia constitucional”.

Érik Iván Aguilar López buscó la protección de la justicia federal, contra el juicio de procedencia que le iniciaron en el Congreso local, y le fue negado el amparo.

De pronto el escenario cambió.

Hoy no se trata de sancionar a un legislador que –aseguran- dispuso que fuera retirado de la vía pública el cuerpo sin vida de un ciudadano que había sido arrollado por un vehículo, sin esperar a que el personal de Servicios Periciales de la Fiscalía General del Estado (FGE) concluyera (luego de más de cinco horas) sus labores, en un sitio que –por cierto- no era donde se le provocó la muerte, sino donde lo abandonaron los camilleros de la clínica del Seguro Social que no quiso admitirlo “porque ya llegó muerto”.

Hoy la campaña contra Érik Aguilar es por “su actitud misógina” (muy ‘had oc’ con el movimiento de protesta por la violencia contra las mujeres al que se ha convocado en todo el país), toda vez que, en un video que filtró la Fiscalía Anticorrupción, se le escucha la expresión: “a la fiscal me la como en tacos”, cuando le advertían que requerían de la autorización de la encargada del despacho de la FGE, Verónica Hernández, para permitir que los dolientes se llevaran el cuerpo de la víctima.

Quien critica a Érik Aguilar por ejercer “violencia de género” en contra de la encargada de la Fiscalía está dando por hecho que si quien ocupa ese cargo fuera varón, el diputado no se habría referido a él en los mismos términos.

¿De verdad no creen capaz a Érik Aguilar de expresar “al fiscal me lo como en tacos”?

Llama la atención en el “giro” que ha dado este caso, que en su afán de evitar que el diputado se convierta, a la vista de la opinión pública, en la víctima, recurran a convertir en “agraviada” a la encargada de la Fiscalía, pero más llama la atención que para implementar esta campaña de linchamiento mediático contra Érik Aguilar, las huestes de Morena hayan recurrido a sus lacayos, los diputados de la microscópica bancada del PRI, Érika Ayala y Jorge Moreno.

Si el diputado Érik Aguilar es culpable de obstruir la justicia o de ejercicio indebido de su cargo, será un juez quien lo decida. El linchamiento ‘a priori’ muestra que hay consigna en su contra y exhibe el servilismo en el que han caído los representantes del PRI, en su afán de mantenerse en “la gracia” de quienes hoy controlan el Poder Legislativo.

* * *

Epílogo.

Lo que parecía un asunto superado, ha tomado más fuerza: la confrontación del Poder Ejecutivo con el Poder Judicial. El propio gobernador y –como eco- la encargada de la Fiscalía, han cuestionado la honorabilidad de los jueces de la entidad, a quienes atribuyen la responsabilidad de que presuntos delincuentes hayan conseguido la libertad. *** El debate es tan viejo como la justicia misma. Fiscales y policías acusan a los jueces, mientras que los juzgadores advierten que es el trabajo deficiente de los encargados de procurar justicia lo que provoca que presuntos criminales gocen de impunidad. *** La presión contra los jueces ha llegado a tal grado, que algunos de ellos han buscado la protección de la justicia federal, pues advierten una consigna para sancionarlos y exhibirlos como corruptos. En alguien debe caber la prudencia. Esta confrontación sólo le sirve a los delincuentes. *** Tiene razón el secretario de Gobierno cuando señala que las balaceras y la muerte de policías en Córdoba “no es un asunto para alarmarse”. Él no vive en Córdoba, y cuenta, además, con protección especial para él y para su familia. ¿Así quién se preocupa? *** El abogado Tomás Mundo Arriasa impartió este jueves la conferencia “Lavado de dinero. Reto del sistema penal adversarial”, en la Universidad de Xalapa. Connotados juristas asistieron para actualizarse sobre uno de los temas que mayor interés genera en la actualidad entre la sociedad.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.