Mujeres: las más perjudicadas por la 4T

Mujeres
Mujeres en México FOTO: WEB
Les cancelaron estancias y 20 programas
Urge desideologizar y despartidizar Paro

Carlos Jesús Rodríguez Rodríguez / POR SER un movimiento que demanda certeza, justicia, respeto, igualdad y un destierre total al acoso, agresiones y asesinatos de mujeres, el Paro Nacional de féminas programado para el 9 de Marzo, un día después del Día Internacional de la Mujer, no debería aceptar la “benevolencia” de gobernadores, instituciones del Gobierno Federal, sector privado, universidades y otras instancias oficiales y privadas de “respetarles el salario y no descontarles la inasistencia a sus fuentes laborales” en esa fecha, porque pareciera que les están haciendo el gran favor, lo que de alguna manera podría deslegitimar la protesta que legítimamente realizan las féminas ante tanta y semejante violencia que ha costado lesiones permanentes o, incluso, la vida a cientos de ellas. Y es que al anunciar el Gobierno Federal y Estatal –lo mismo que el sector privado y otros organismos- que no habrá descuentos salariales, quedan tácitamente como los grandes benefactores de las mujeres, cuando en realidad son patrones o jefes institucionales los principales acosadores o violentadores de sus derechos. Y aunque el Presidente Andrés Manuel López Obrador asegura que los conservadores están infiltrados en #UnDíaSinNosotras e, incluso, acusa que ahora los grupos conservadores y partidos políticos hasta se declaran feministas, cuando anteriormente no se pronunciaron por la violencia contra las mujeres, lo cierto es que el Paro no es contra López Obrador –aunque le toca una parte por la indolencia de su gobierno para combatir la inseguridad que ha alcanzado a las féminas en grado superlativo-. Por ello, aunque atrás del movimiento estuviera el Papa Francisco o el Dalai Lama, AMLO debe desideologizar y despartidizar reclamos, y no ver críticas como si fueran buenos contra malos o conservadores contra liberales, que al final del día lo que importa es lo que no ha sido capaz de hacer: garantizar no solo a las mujeres y niños sino a la sociedad en general, certeza social, jurídica y pública, y no andar defendiendo a criminales que el sábado dieron una muestra en Córdoba de lo que son capaces de hacer, y en el resto del Estado al contabilizarse más de 14 muertos.

YA EN Veracruz el gobernador Cuitláhuac García Jiménez se tomó muy en serio aquello de que la delincuencia son seres humanos y, por lo tanto, hay que proteger sus derechos, ya que el domingo, tras los brutales acontecimientos del sábado en gran parte de la Entidad pero, sobre todo, en la zona centro, declaró –sin medir las consecuencias como acostumbra y solo porque tiene boca- que, “el Estado no caerá en manos de los delincuentes”, y muchos le respondieron que, en efecto, tiene razón el titular del Ejecutivo, pues la Entidad ya está controlada por la delincuencia, y un dato patético lo ofreció una patrulla de la Policía Estatal en Poza Rica que colocó un retén y sospechosamente borró o alteró los números de la unidad, y cuando los periodistas cuestionaron a los uniformados por qué lo hacían, en respuesta cortaron cartucho a los comunicadores en tanto amenazaban con matarlos si no se retiraban, pero al ver que eran varios periodistas los que les enfocaban y algunos ya transmitían de forma directa desde sus celulares, abordaron la unidad con número alterado y emprendieron la huida.

LA VIOLENCIA contra las mujeres en el País alcanza tales niveles que el Presidente no debe suponer, bajo ninguna circunstancia, que se trata de un “complot” en su contra, y en lugar de seguir elucubrando golpes de Estado como el propinado a Salvador Allende en Chile aquel 11 de Septiembre de 1973 -que en realidad fue una acción militar llevada a cabo por las Fuerzas Armadas y no por el pueblo-, debería abocarse a resolver la problemática en vez de seguir exculpando a la delincuencia, pues muchos de los jóvenes que reciben “becas” se dedican, precisamente, a actividades ilícitas. AMLO debería darse cuenta del odio mostrado hacia las mujeres desde el arranque de su administración, al cancelar apoyos para las féminas en materia de igualdad y equidad de género, estancias infantiles, protección de los derechos humanos y prevención de la discriminación. En total, son más de 20 programas en apoyo a féminas cancelados por la Cuarta Transformación, en una ambigua austeridad que al menos en Veracruz no se refleja con la compra de automóviles de lujo para funcionarios, patrullas a precios muy elevados y adquisición o construcción de residencias, como la del subsecretario de administración y finanzas, Eleazar Guerrero Pérez, primo hermano del Gobernador, y muchos menos en el desbordado nepotismo. Pero volviendo al tema de las mujeres, entre los Presupuestos de Egresos de la Federación de 2019 y 2020, hubo una disminución de programas por casi 2 mil millones de pesos como, por ejemplo, 20 programas de apoyo a las niñas, adolescentes y mujeres a los que se destinaban 2 mil 707 millones 618 mil 900 pesos, y que para 2020 tuvieron una asignación de recursos de 835 millones 54 mil 400 pesos, e incluso algunos desaparecieron. Esto da una diferencia de presupuesto de 2019 a 2020 de 1 mil 872 millones 564 mil 500 pesos, lo que equivale a 69 por ciento menos de apoyos para este sector de la población. En suma, se les redujo 100 por ciento del presupuesto al programa para la Inclusión y la Equidad de Género del anexo de Recursos para Grupos Vulnerables (164 millones 167 mil pesos); el programa de Estancias Infantiles para Apoyar a Madres Trabajadoras de la Secretaría de Salud, en el rubro de Atención a Grupos Vulnerables (223 millones 27 pesos). También fueron recortados en su totalidad los Programas para la Inclusión y la Equidad Educativa de la SEP en el rubro para el desarrollo de los jóvenes (218 millones 483 mil pesos); Media Superior (33 millones 16 mil pesos) y Superior (37 millones 807 mil pesos). Otros dos programas que desaparecieron fueron el de Estancias Infantiles para Apoyar a Madres Trabajadoras de Salud, en el rubro de Recursos para la atención de niñas, niños y adolescentes (223 millones 20 mil pesos) y el de apoyo para la Promoción del Respeto a los Derechos Humanos y Atención a Víctimas del Delito de la anterior Procuraduría General de la República y en el anexo de Acciones para Prevenir el Delito (194 millones 362 mil pesos), además del programa de Estancias Infantiles para Apoyar a Madres Trabajadoras de la Secretaría del Bienestar.

SI ALGUIEN duda que el Presidente minimiza a las mujeres, las evidencias son más que contundentes, y acaso por ello las féminas deben despreciar el ofrecimiento que les hacen de que no les descontarán el día que falten a sus labores, ya que de lo contrario, un día después del paro nacional AMLO estaría diciendo en su mañanera que su gobierno respeta tanto a las mujeres que se dieron instrucciones para que sus sueldos no fueran afectados. Así de simple el oportunismo. OPINA [email protected]

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.