Maritza Ramírez Aguilar, su prima sin secundaria ya es bibliotecaria, pero su cuñado, José Luis Guzmán, esposo de su hermana, director de Secundarias a nivel estatal

Maritza
Maritza Ramírez Aguilar, su prima sin secundaria ya es bibliotecaria, pero su cuñado, José Luis Guzmán, esposo de su hermana, director de Secundarias a nivel estatal FOTO: WEB

El mal ejemplo de nepotismo del gobernador, quien puso a su primo-hermano como administrador de las finanzas de Veracruz, se ha replicado en todo el estado, de tal modo que no hay funcionario que no haya colocado al menos algún pariente en la administración pública de Veracruz. Pero el caso de Maritza Ramírez Aguilar, subsecretaria de Educación Básica, es emblemático. Ya reportamos que pudo colocar a su prima Estefanía Beltrán Aguilar como bibliotecaria, siendo que era una irresponsable intendente y ni siquiera terminó la secundaria.

Pero el colmo del nepotismo es que Maritza Ramírez Aguilar colocó a su cuñado, José Luis Guzmán Ríos, esposo de su hermana, como director general de Educación Secundaria a nivel estatal. Nos comentan los maestros que esto ha derivado en diversas irregularidades y atropellos debido a la falta de conocimiento de este sujeto en el puesto, derivando un acoso constante hacia los maestros, principalmente a la base de la escuela Secundaria Técnica 3 de Xalapa.

Sobre este acoso laboral existen documentos de las denuncias que los docentes han puesto desde hace más de un año y hasta el día de hoy no han tenido respuesta alguna. Los maestros lamentan que la Técnica 3, una de las de más abolengo en Xalapa y en el estado, de donde salió el infausto gobernador Cuitláhuac García, cada día se desmorona más.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

  1. Chiste de mal gusto ejercido siempre por cualquier político favorecido de favores…no asombra…aburre tanto nepotismo pendejo. No lo cantes, contrarrestalo…

  2. Y que decir de cierto personal docente que por no tener influencias en los altos mandos educativos han tenido que soportar la bajeza de mantenerme con un miserable nombramiento de 3 horas sin pasar de ahí a pesar de tener 28 años de servicio. “Qué poca”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.