Combatir dengue en vez de pintar casas

Dengue
Combate al dengue en Veracruz FOTO: FRANCISCO DE LUNA
Enfermedad amenaza ser otra epidemia
Veracruz ya encabeza lista de afectados

Carlos Jesús Rodríguez Rodríguez / TRADICIONALMENTE ALCALDES y autoridades Estatales enfocan sus planes de obra pública en hermosear cabeceras municipales, sobre todo zonas visibles por turistas o visitantes. Se trata de mostrar un rostro ficticio de las ciudades, mientras que colonias populares, rancherías o comunidades alejadas siguen inmersas en pobreza, con calles encharcadas, predios baldíos con acumulamiento de basura y otros desperdicios que no solo hacen propicios a esos sitios para que se incube la delincuencia, ya que hay datos de que en espacios como esos han sido violadas jóvenes mujeres como ocurrió recientemente en Catemaco y en varias partes del centro, sur y norte de la Entidad donde, incluso, son arrojados cuerpos ejecutados, pero aunado a esos infortunios hay otros males aparejados: con la lluvia, la humedad y los encharcamientos, esos lugares –al igual que patios no escombrados- se vuelven propicios para la reproducción del vector principal del Dengue, Chikungunya y Zika que es el mosquito Aedes aegypti, el cual transmite el virus a los seres humanos mediante la picadura de hembras infectadas. Por ello ahora que el Gobernador Cuitláhuac García Jiménez decidió encabezar la Brigada Itinerante del Programa “Tequio, pintando tu casa”, y con brocha y bote en mano puso el ejemplo al embadurnar personalmente varias viviendas en la comunidad El Tajín, municipio de Papantla, lo que a decir verdad no beneficia en nada a los pobladores ya que siguen tan pobres como antes, quizá sería mejor que en lugar de hacerle al Leonardo Da Vinci, Miguel Ángel o Rafaello, tomara una pala y herramientas propias de los trabajadores de la construcción y junto con sus colaboradores se pusieran a tapar encharcamientos, descacharrizar espacios baldíos y repletos de llantas, piezas en desuso y basura, ya que ello sí le reportaría beneficios a la población (y no solo a su ego), por lo menos en materia de salud, en vez de pintar paredes que los deja tan paupérrimos como siempre.

Y ES que las cosas no están como para seguir posando para la foto, y menos cuando el Boletín Epidemiológico del Sistema Nacional de Vigilancia refiere que hasta la cuarta semana de 2020, y no obstante que estamos en plena temporada invernal, Veracruz ya se ubicaba en primer lugar nacional en número de casos de dengue con 112 confirmados hasta entonces, de los cuales se reportaron 89 no grave. De esa cifra 41 correspondían a pacientes hombres y 48 a mujeres, y con relación al dengue con signos de alarma se han registrado 19 confirmados; de esos 13 han sido entre mujeres y al menos 6 en hombres, y del dengue grave antes denominado hemorrágico, el Boletín señala que sólo se han reportado cuatro casos confirmados; todos ellos en pacientes hombres. El reporte establece que tan solo en la cuarta semana del año –mes de Enero- aumentaron en 47 los casos de dengue no grave, 10 con signos de alarma y cuatro de dengue grave. A eso se suman la influenza, ya que a la semana cuarta del año se reportan 46 casos, de los cuales 17 fueron contabilizados durante la última semana. De la cifra general de 46 casos, son más las mujeres las que han presentado ese cuadro con 24 y al menos 21 hombres se han contagiado por esta enfermedad. Y por último, a este cuadro de morbilidad habría que sumar la evidente incapacidad del secretario de Salud del Gobierno de la Cuarta Transformación en Veracruz, Roberto Ramos Alor para atender y resolver con eficacia y eficiencia los males que aquejan a los veracruzanos.

Y EL asunto no parece mejorar, pues ya en la primera semana de Febrero los afectados se elevaron a 138 casos confirmados, 78 por ciento más que en el mismo periodo de 2019, cuando al titular de salud la enfermedad lo agarró con el bat al hombro, pues tuvo que aceptar que no se compraron en tiempo y forma los insecticidas para combatir al vector ni se realizaron las campañas preventivas suficientes. En ese sentido, con 138 casos confirmados hasta el pasado tres de este mes, Veracruz era ya el primer lugar nacional en ese padecimiento, lo que pone en evidencia la inoperatividad del sector salud en protección de los gobernados. No sabemos cuál será la salida del Gobierno del Estado al resurgimiento del dengue, sobre todo cuando al 30 de Diciembre de 2019 Veracruz cerró ese fatídico año con 10 mil 902 casos confirmados y 37 defunciones, sólo por debajo de Jalisco que lo hizo con 11 mil 727 casos y 49 defunciones, según datos del Panorama Epidemiológico del Dengue 2019, esto a pesar de que existen al igual que el solar jarocho otras Entidades tropicales que no enfrentan con tanta severidad el conflicto, acaso porque mantienen mayor control preventivo, y ahí están los casos a la quinta semana del año, pues mientras el Estado acumuló 138, Quintana Roo solo tiene 97; Tabasco 77, y Jalisco que fue el campeón en 2019 pero instruyó a sus autoridades a abocarse a combatir ese conflicto, solo registra 61, mientras que Yucatán cuenta 51 casos. Las cinco Entidades suman, al arrancar el año en curso 424 casos confirmados que representan el 63 por ciento del total nacional que asciende a 673.

POR ELLO el llamado: ¿no sería mejor que en lugar de hacerle al teatro pintando casas en zonas marginadas a cuyos habitantes no le resuelven con ello sus problemas de pobreza, los acomedidos funcionarios de la Cuarta Transformación se abocaran, mejor, a taponear baches y encharcamientos, descacharrizar lotes baldíos, fumigar zonas de alto riesgo y recoger la basura acumulada, campo ideal para el surgimiento del mosco transmisor?. Tal vez con lo anterior no terminarán con la pobreza de los habitantes. pero lo que si es cierto es que coadyuvarán a la salud de estos, y en una de esas hasta salvan infinidad de vidas evitando que alguien contraiga el maligno virus hemorrágico que el año pasado cobró la vida de 39 personas, entre éstas muchos adolescentes y niños. Porque eso de pintar paredes solo es bueno para la foto, pero de ahí en fuera no reporta ningún beneficio a los gobernados.

INSISTIMOS: LOS mosquitos se encuentran en estadios inmaduros en el agua, sobre todo en recipientes artificiales muy próximos a viviendas, en encharcamientos con hierba y, a menudo, en espacios interiores. Los estudios sobre el radio de vuelo indican que la mayoría de las hembras del Aedes aegypti pueden pasar toda la vida en el interior de las casas en las que se han convertido en adultos o alrededor de ellas, y que suelen volar unos 400 metros de media, por lo que en lugar de embellecer el exterior, Cuitláhuac y su pandilla deberían coadyuvar en la fumigación de interiores, y eso si se lo van a agradecer los veracruzanos, porque coadyuva a la salud y salva vidas. Así de simple. OPINA [email protected]

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.