La Xalapa que queremos

Xalapa
Barrio de Xallitic en Xalapa FOTO: RICARDO MUÑOZ ZALDO
- en Opinión

Jorge Flores Martínez / Hace unos días publiqué en este espacio una columna en la que exponía una visión personal de lo que comprendo como Xalapa, me sorprendió la respuesta de los lectores y el interés real que, nosotros como xalapeños, tenemos en nuestra querida ciudad.

Xalapa, como lo he insistido en muchas ocasiones, es una ciudad con enormes potencialidades, gigantescas ventajas y un capital social muy interesante. Es cierto que también tenemos algunos inconvenientes como rezagos en infraestructuras y equipamientos, pero esto es perfectamente solventable en el tiempo con una buena planeación y una estrategia clara e inteligente de ciudad.

Lo que pretendo expresar no es exactamente un Plan Municipal de Desarrollo, rebasa y va más allá de la simple buena intención política o de librar el paso de un requisito burocrático. Lo que hace falta es dirigir a Xalapa al siglo XXI, no con planes a corto o mediano plazo, se trata de levantar horizontes y proyectar nuestra ciudad para los próximos treinta o cincuenta años.

No es una tarea fácil, imaginar el futuro es de una complicación mayor, requiere el ingenio y la inteligencia de cientos de especialistas de las más diversas áreas, pero, eso es solo imaginar el futuro, construirlo es aun más complejo. Definir nuestra ciudad y comprender su vocación y su viabilidad económica en un mundo cada día mas competitivo es una tarea que nos requiere a todos los xalapeños.

Xalapa tiene problemas urgentes de resolver, uno de ellos es la movilidad en la ciudad. Debemos tener claro que cada día lejos de mejorar tenderá a empeorar. Se requiere de un plan metropolitano de movilidad integral en el que, en primer lugar, se desarrolle un diagnostico detallado, para de ahí conformar una serie de acciones que involucren proyectos de nuevas vialidades, mejoramiento de las existentes, plan de transporte público desde una visión metropolitana, así como una serie de corredores peatonales y bicipistas, todo, insisto, desde una visión integral de cómo nos vamos a transportar los xalapeños en los próximos veinte o treinta años.

Además tenemos que atender asuntos como el agua potable y saneamiento, así como la disposición que hacemos de los residuos solidos, no solo en Xalapa, lo debemos comprender desde una visión metropolitana.

Lo anterior es solo lo indispensable, faltaría encontrar la cuadratura del círculo, la vocación de ciudad que le de viabilidad económica a Xalapa los próximos 50 años. Ya se agotó nuestra Xalapa burocrática y de servicios, estamos obligados con las próximas generaciones de hacer nuestra ciudad una prospera e incluyente, una ciudad de todos, la Xalapa que queremos.

Debe ser una ciudad amable y culta, inteligente y moderna, sustentable y limpia. Es nuestra vocación indiscutible, somos una sociedad con esas características. Podemos ser un centro de primer plano en investigaciones de alto nivel, tenemos el capital social para hacerlo, contamos con el entusiasmo y las capacidades técnicas e intelectuales para conseguirlo, solo es cuestión de sentarnos, argumentar y definir, insisto, la ciudad que queremos.

Tenemos el capital social para hacer de nuestra ciudad un referente cultural nacional e internacional, contamos con la capacidad para hacer de Xalapa una ciudad de Salud, de desarrollo de alta tecnología, así como de festivales de cine, teatro, arquitectura o lo que gusten.

Estoy convencido que nuestra ciudad tiene enormes cualidades y potencialidades, en verdad, no estoy exagerando, son muy pocas las ciudades en Latinoamérica que cuenten con lo que nosotros contamos.

Tenemos que enfocarnos en Xalapa y elevar nuestros horizontes, lo tenemos que hacer ya, el mundo no se va a detener a esperarnos.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.