Dos sujetos intentan secuestrar a una joven poniendo un cuchillo en su cuello; la mujer pide ayuda, las personas que están cerca no hicieron caso

Secuestrar
Dos sujetos intentan secuestrar a una joven poniendo un cuchillo en su cuello FOTO: WEB

El caso de una joven que casi fue secuestrada por dos sujetos cuando iba rumbo a su trabajo en la estación Tezonco del Metro de la Ciudad de México ha creado polémica, miedo e indignación. La joven narra en sus redes sociales que se le hacía tarde para llegar a su trabajo por lo que tuvo que apresurar el paso. La joven llevaba puesto su uniforme para su campo clínico, cuando corría por la banqueta e iba a cruzar la calle, un carro negro se detuvo. Del auto se bajaron dos hombres armados con cuchillos, uno de los sujetos la tomó por el cuello y le puso el cuchillo en la garganta. Señala esta joven que el sujeto que le puso el cuchillo en el cuello le dijo: «Ya valiste madre pendeja, súbete».

El otro hombre, al ver que la tenían amagada con el cuchillo, la empezó a jalonear para que se metiera al carro. La joven al ver que tenía el cuchillo en el cuello no tuvo miedo, pues sabía que si se dejaba meter al carro entonces estaría perdida, por ello forcejeó con los dos hombres para que la dejaran, la joven les dio de patadas y se puso a gritar con todas sus fuerzas.

Lo que ha causado polémica es que la gente que pasaba por el lugar de los hechos sólo miraba como la mujer forcejeaba con estos dos hombres. La gente sólo esperaba a que la subieran al carro o la mataran. «Nadie me ayudó, a la primera que pude zafarme corrí tan rápido sin voltear, esperando poder encontrar a un oficial para pedir apoyo», narró la mujer. Cuando la joven encontró un oficial y le contó lo que había pasado, este no hizo nada. «Hoy estoy viva con mi familia, hay otras que no lo logran y no puedo imaginar el coraje y la desesperación de sus padres por buscarlas». ¿Dónde está la empatía de las personas en este caso? ¿Dónde están los policías que deben darnos seguridad y protección?

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.