Familiares de Ivonne Reyes Cruz no han podido recuperar su cuerpo; la joven fue localizada desde marzo de 2019

Ivonne
El cuerpo de la joven Ivonne Reyes Cruz fue localizado en la autopista México-Tuxpan en marzo de 2019 y desde entonces sus restos no han podido ser recuperados por sus familiares FOTO: FRANCISCO DE UNA
- en Carrusel, Estatales

Francisco de Luna / Xalapa, Ver. El cuerpo de la joven Ivonne Reyes Cruz fue localizado en la autopista México-Tuxpan en marzo de 2019 y desde entonces sus restos no han podido ser recuperados por sus familiares.

La víctima es originaria de Papantla, municipio ubicado en el norte del Estado de Veracruz donde familiares y amistades han emprendido todas las acciones legales para recuperar la memoria de Ivonne.

La señora Teresa Cruz, mamá de la joven, cuenta que a casi un año de que fuera localizada en Puebla, los restos siguen sin poder ser recuperados y trasladados a este municipio totonaco para sepultarla en el panteón municipal.

Desde hace diez meses, el cuerpo de la chica permanece en la fosa común del municipio de Venustiano Carranza, popularmente conocido como «La Uno» del estado de Puebla.

La madre declaró que las autoridades de la Fiscalía General del Estado (FGE) de aquella entidad poblana, ha retrasado los trámites para exhumar el cadáver de su hija y devolverla a su lugar de origen.

Ivonne Reyes desapareció la madrugada del domingo 31 de marzo del 2019.

Presuntamente fue citada por su pareja sentimental, un empresario dedicado a la venta de materiales de construcción.

Una semana después, el 6 de abril de ese mismo año, su cuerpo fue localizado sobre la carretera México-Tuxpan.

Y el día 13 (de abril) las autoridades depositaron los restos en la fosa común de La Uno Puebla.

El día 5 de noviembre (2019) la FGE confirmó, por medio de análisis de ADN con sus familiares, que se trataba de Ivonne Reyes Cruz.

Desde entonces sus familiares y sus vecinos de Papantla continúan con los trámites legales para recuperar el cadáver, trasladarlos a este municipio y sepultarla en el cementerio municipal.

La joven dejó en la orfandad a una niña de tan solo tres años de edad que permanece bajo el resguardo y cuidado de su abuela, la señora Teresa Cruz.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.