AMLO critica violencia en Veracruz

AMLO
Andrés Manuel López Obrador FOTO: WEB
Un día después ejecutan a ex alcalde
Sigue inamovible 99% de impunidad

Carlos Jesús Rodríguez Rodríguez / ESPERAMOS PACIENTEMENTE todo el fin de semana algún pronunciamiento del Gobernador Cuitláhuac García Jiménez, refutando al Presidente Andrés Manuel López Obrador que el pasado viernes aseguró que Veracruz sigue siendo uno de los Estados más violentos del País, pues de acuerdo con sus datos, en la semana del 24 al 30 de enero, la Entidad se ubicó en la posición nueve a nivel nacional con 24 homicidios. Y esto ocurrió días después de que el mandatario Estatal presumiera, junto con la encargada de despacho de la Fiscalía, Verónica Hernández Giadáns, la detención de dos presuntos secuestradores que operaban en la región de Orizaba, entre ellos una mujer a la que apodan “La Güera”, una presunta lideresa criminal ligada a un peligroso cártel, pero en la euforia olvidaron decirle al gobernante que a la mujer no la aprehendieron agentes veracruzanos sino elementos de la ciudad de México. En efecto, Diana N. era un objetivo prioritario, ya que es señalada de coordinar y ejecutar secuestros, extorsiones y robo de transportes de carga en los municipios de Córdoba, Orizaba, Nogales y Ciudad Mendoza, así como en la zona conurbada con el estado de Puebla, y en ese sentido, García Jiménez asintió –colocándole a su policía una medalla que no le correspondía-, que la Unidad Especializada en Combate al Secuestro de la FGE logró la detención de ‘La Güera‘, quien fue ubicada y detenida, además de que detuvieron a uno de sus cómplices identificado como José Luis N.

SIN DUDA, el Gobierno del Estado anda ávido de acreditarse algunos triunfos en materia de detenciones, mientras su policía persigue a jóvenes a los que agrede y hasta balea, o instala retenes para, por cualquier cosa, apoyada en elementos viales, imponer sanciones a automovilistas que ya han respondido a las agresiones, y ojalá la crítica del presidente Andrés Manuel López Obrador le haga caer el veinte al señor Cuitláhuac, porque lo que dijo AMLO de que Veracruz sigue siendo uno de los Estados más violentos del país, no tiene ni vuelta. López Obrador indicó el viernes que generalmente el problema de los homicidios siempre se refleja en algunos Estados, tal como ocurrió el jueves, de tal suerte que tan solo en Guanajuato se registraron el 18 por ciento de homicidios, con 12 crímenes; Chihuahua con nueve y Veracruz con cinco ejecutados. Las tres entidades concentraron ese día el 39 por ciento de los homicidios del País y, en contraparte, en 10 entidades no se registró ningún caso.

Y ES que la delincuencia está rebasando a los órganos de seguridad y procuración de justicia del Estado –y del País-, por lo que el Presidente ya analiza enviar más elementos de la Guardia Nacional porque, vea usted: en la semana de referencia, del 24 al 30 de Enero, el 57 por ciento de los crímenes se concentró en siete Estados, mientras que el 20 por ciento fue en Guanajuato con 114 casos; Chihuahua tuvo 53; Jalisco 43; Estado de México 42; Ciudad de México 28; Baja California 27; Michoacán 25 y Oaxaca, junto con Veracruz, también con 24 casos.

Y ES que para variar, crímenes políticos, los que le hacen mucho ruido a la administración Estatal no cesan, y en ese sentido, lejos de esclarecer ejecuciones como la de Juan Carlos Molina Palacios, diputado y dirigente ganadero y campesino, y del cual García Jiménez incluso dijo: “ya no hay quién los encubra si piensan que este crimen va a quedar sin castigo” –y a la fecha sigue en la impunidad-, o el de Rafael Pacheco Molina, tres veces ex alcalde de Paso del Macho y dirigente perredista en la zona centro, cuyo asesinato Eric Patrocinio Cisneros Burgos criminalizó diciendo: “con respecto al homicidio del Director de Obra Pública del municipio de Paso del Macho solicitamos a la FGE que se lleve una investigación amplia y exhaustiva, que incluya todas las líneas, aun aquellas que tengan que ver con la presunción de que ejercía un cacicazgo en la zona”, y ahora en la zona sur fue acribillado el ingeniero Jorge Alberto Baruch Custodio, ex alcalde de Soconusco en la administración 2011-2013 y delegado de la Secretaría de Desarrollo Social en el periodo del Gobernador Miguel Ángel Yunes Linares.

EL HIJO mayor de la conocida familia Baruch Custodio, de los cuales tres han sido alcaldes en la última década, fue asesinado el sábado en una vivienda que estaba construyendo en el fraccionamiento ubicado en el Barrio San Pedro y San Pablo. Un sujeto ingresó a la construcción ubicada en la calle Porvenir, casi esquina con la calle 1906 de dicho barrio y le disparó a mansalva al panista, excoordinador regional de la campaña de Miguel Ángel Yunes Márquez en la pasada elección de gobernador. De paso lesionó en un glúteo a Atileo Mateo Marcial, quien fue trasladado en una ambulancia de la Dirección Municipal de Protección Civil al hospital regional General Miguel Alemán González, de Villa Oluta.

Y ESTE crimen –el de Baruch Custodio conocido como “El Koki”- pasará a formar parte de ese 99 por ciento de impunidad que se respira en el Estado, pues la policía, a decir verdad, se ha tornado espectacular pero sin resultados. El domingo en la avenida Araucarias de Xalapa, a un costado de una agencia de autos, un par de mujeres fueron asaltadas y de pronto en el lugar había 10 patrullas de policías y alrededor de 40 o 50 elementos interrogando a las féminas, cuando deberían haber peinado la zona en busca de los asaltantes. El interrogatorio se prolongó varios minutos y, mientras tanto, algunos policías se atravesaban en la calle afectando la vialidad y cuando algún automovilista les reclamaba su proceder respondían de manera soberbia y maleducada, demostrando que todo se parece a su patrón o dueño.

LOS BARUCH no son sujetos comunes en la zona sur, ya que cinco se han desempeñado como Presidentes Municipales de Soconusco, y aunque buscaron un sexto periodo perdieron la elección ante el actual alcalde Rolando Sinforoso Rosas. Basta recordar que en el periodo 1958-1961 gobernó a aquel municipio José María Baruch Padua, padre de Jorge Baruch Márquez, quien sería alcalde en el trienio 1992-1994 por el PRI. Posteriormente, 2008 al 2010, por la coalición PRI y PVEM, Cuauhtémoc Baruch Custodio fungió como Presidente Municipal y continuó en el siguiente periodo de 2011 a 2013, Jorge Alberto Baruch Custodio, alias Koki, quien fue asesinado el sábado, y luego José Francisco Baruch Custodio, conocido como El Churro, que administró la alcaldía del 2014 al 2017, estos dos últimos por el Partido Acción Nacional. A ver si el Secretario de Gobierno, Eric Patrocinio Cisneros Burgos no sale otra vez con la gracejada de que podrían investigar su ejecución como un asunto de cacicazgo, tal como ocurrió en Paso del Macho, porque para eso de ocurrencias se pintan solos. En fin, a don Cuitláhuac la inseguridad del Estado lo sigue ahogando, pero le viene guanga. OPINA [email protected]

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.