Sergio Aguayo, Humberto Moreira y los 30 periodistas chayoteros de Cuitláhuac García

Aguayo
Sergio Aguayo FOTO: WEB
- en Carrusel, Opinión

Armando Ortiz / El caso del Dr. Sergio Aguayo, a quien un juez pretende obligar a pagar 10 millones de pesos por llamar “corrupto” al corrupto de Humberto Moreira, es un caso que atañe a todos los periodistas de México. De permitirse esa aberración se estaría causando un gran daño a la libertad de expresión en este país. No sólo porque se le darían armas al corrupto para intimidar a quienes lo llamen corrupto, sino además porque envalentonaría a los funcionarios cretinos para sentirse en plena libertad de agredir y difamar a los periodistas a su antojo. Tal es el caso de Cuitláhuac García, quien con esa irresponsable ligereza que lo caracteriza habló categóricamente de los 30 periodistas que estaban en la nómina de la Fiscalía de Jorge Winckler cobrando de manera indebida, es decir, recibiendo chayote. Cuitláhuac García, para desgracia del estado, es el gobernador y no puede permitirse esas ligerezas. Ahora bien, si el señor tiene las pruebas en la mano debe presentarlas y no sólo eso, debe denunciar a esos periodistas que de manera indebida estuvieron cobrando dinero del erario público. ¿Tiene pruebas? En Libertad bajo Palabra acusamos al gobernador de nepotismo, señalamos que Cuitláhuac García era primo de Eleazar Guerrero, pues los dos provenían de la misma abuela, doña Manuela Durán. El gobernador lo negó y hasta mandó a sus periodistas “chayoteros” a decir que nuestros dichos eran cuantos chinos. Para sostener nuestra palabra fuimos hasta Tlatlauquitepec, Puebla, donde está el origen de doña Manuela Durán y así conseguimos las pruebas suficientes; recopilamos las actas de nacimiento y presentamos las pruebas de ese nepotismo. Nosotros sí tenemos palabra, ¿tendrá palabra el gobernador? ¡Obvio no!

Con sarcasmo, agradecen a Cuitláhuac García por “escuchar” a los trabajadores de RTV; los despidos se darán, pero ahora los llaman “conclusión de contrato”

«Señor Gobernador Cuitláhuac García: GRACIAS, por hacer caso omiso a lo que está pasando en Radiotelevisión de Veracruz, por no poner atención a nuestras demandas, por permitir este recorte injusto que pretenderán maquillar, por refrendar la decisión de Iván Luna, Coordinador de la DGCS del Estado para meter mano en este organismo público descentralizado. Nos vemos en las urnas». Así agradecieron los trabajadores de RTV al mandatario veracruzano quien ni los pelo, antes bien mandó a sus simuladores para reunirse con los sindicatos oficialistas, uno de ellos liderado por Ariel Ortiz. Los trabajadores de RTV señalan que «una vez más Víctor Hugo Cisneros y Enrique Ávila dieron muestra de su impericia y pusilanimidad para dar la cara ante la delación que hicimos, demostraron sus “intereses” al recibir solo a los representantes del STIRT-RTV para aclararles los “rumores tendenciosos” que fueron denunciados, “conclusión de contratos” fue llamado el recorte masivo que se llevará a cabo este 31 de enero». Al final de su carta dirigida al gobernador de Veracruz los trabajadores exhortan a sus compañeros a no dejarse «amedrentar, hostigar o sobajar, juntos hacemos la fuerza laboral de Radiotelevisión de Veracruz y su grandeza, no los ignorantes que pretenden “dirigirnos”. Somos más lo que sabemos y si es necesario todos los días escribir a los medios de comunicación, en redes sociales u otras plataformas digitales para dar a conocer las injusticias». Y nuevamente dicen al gobernador: «Muchas Gracias por su apoyo».

Por 4 mexicanos que están en Wuhan, China, no se justifica mandar un avión de la FA, pero por Evo Morales y por las cenizas de José José sí

El 11 de noviembre de 2019 un avión de la Fuerza Aérea Mexicana fue directo a Lima, Perú para recoger al depuesto presidente Evo Morales. De hecho, reportes periodísticos señalaron que para traer a Evo Morales a México se gastaron 2 millones de pesos. Todavía el diputado Gerardo Fernández Noroña propuso hacer una “vaquita” para conseguir 150 mil pesos mensuales para mantener a Evo Morales durante su estadía en México. Sin embargo, Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores ya dijo que no se justifica mandar un avión a China sólo para traer a cuatro mexicanos que están solicitando los saquen de Wuhan, ciudad en cuarentena por causa del coronavirus. En conferencia de prensa Ebrard dijo: “La información que tenemos vía la Embajada es que son 18 mexicanas y mexicanos los que han establecido contacto que están en ese punto en especial (Wuhan). De esos 18, cuando menos 14 no podrían salir por las disposiciones chinas, porque parte de su familia es china. Los que sí pueden salir tendrían que hacer cuarentena, ya les informamos (…) En este momento, a esta hora, no se justificaría que mandáramos una aeronave”. Pues ojalá Evo Morales anduviera por China, porque entonces el gobierno de López Obrador no pensaría dos veces en sacarlo del lugar de la pandemia. Vale recordar que también se usó un avión de la Fuerza Aérea de México para traer las cenizas de José José; y eso que sólo era la mitad.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.