Fiscal espuria, tiene más pantalones que Cuitláhuac, ella sí reconoció que su prima es “La Jefa”, presunta cómplice del “Comandante H”

Fiscal
Xalapa, Ver. La encargada de despacho de la Fiscalía del Estado, Verónica Hernández Giadáns, este día durante su comparecencia ante diputados de la LXV Legislatura de Veracruz. FOTO: MIGUEL ÁNGEL CARMONA/FOTOVER
- en Carrusel, Opinión

Armando Ortiz / ¿Cuántas veces se le preguntó a Cuitláhuac García sobre su parentesco con Eleazar Guerrero? ¿Cuántas veces lo negó? ¿Cuántas veces dio evasivas? Incluso, frente al propio presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, siguió negando ese parentesco. Fue hasta que Libertad bajo Palabra publicara el reportaje “Desenterrar a la abuela”, que el gobernador ya no pudo negar la consanguineidad con su primo incómodo. Verónica Hernández Giadáns, encargada de la Fiscalía del estado de Veracruz fue señalada hace unos días de tener una prima vinculada al crimen organizado. Nos referimos a Guadalupe Hernández Hérvis, conocida en los bajos mundos como “La Jefa” y quien presuntamente fue operadora de Hernán Martínez Zavaleta, “El Comandante H”. Ante el cuestionamiento que el diputado José Manuel Pozos sobre ese parentesco, Verónica Hernández Giadáns reconoció que “La Jefa” sí es su prima: “No voy a negar un parentesco; a la familia no se le elige, afortunadamente a los amigos sí; pero ni por los amigos y por la familia puedo yo responder, yo sólo soy responsable de lo que haga y de mis palabras”. Por cierto, llama la atención que fuese el diputado morenista José Manuel Pozos quien hiciera la pregunta incómoda. Ya ven como dice el dicho: “No es indio el que no se venga”.

Gobierno de Veracruz, fariseos hipócritas, miraron la paja de Winckler, pero no ven la viga de su fiscal espuria, prima de “La Jefa”

Las supuestas vinculaciones con el crimen organizado achacadas a Jorge Winckler salieron de la boa del gobernador Cuitláhuac García, el mismo que dijo que “La Loca” era el responsable de la masacre del bar Caballo Blanco; otro que hizo esos señalamientos fue Éric Patrocinio Cisneros Burgos, secretario de Gobierno de Veracruz, quien puso en la fiscalía del estado a su empleada Verónica Hernández Giadáns, quien de propia boca reconoció ser prima de Guadalupe Hernández Hérvis, conocida en los bajos mundos como “La Jefa” y a quien se acusa de haber sido operadora de Hernán Martínez Zavaleta, “El Comandante H”. Las acusaciones en contra del entonces fiscal Jorge Winckler quedaron en meras suposiciones, pues ni Cuitláhuac García ni Patrocinio Cisneros han probado sus dichos. Sin embargo, una vez que Verónica Hernández Giadáns, fiscal espuria de Veracruz, reconociera que es prima de “La Jefa”, ni Cuitláhuac García ni Éric Patrocinio Cisneros Burgos han dicho nada sobre los vínculos probados entre la fiscal y una operadora del crimen organizado. Es decir, miraron la “paja” ajena en el ojo de Jorge Winckler, pero no quieren ver la viga en el ojo de su fiscal impuesta. Lo anterior es sólo una muestra del desgobierno que impera en el estado. Un vacío de poder que está dejando una gran ganancia a los pescadores que saben pescar en río revuelto. El más contento de todos es Eleazar Guerrero, “El nuevo Duarte”, quien sigue operando sus negocios al amparo de la torpeza de su primo.

Claudia Guerrero señaló primero que la fiscal espuria es prima de “La Jefa”; casualmente medios oficialistas exhiben que la denuncia César del Ángel

Fue la periodista Claudia Guerrero quien primero dio a conocer que la fiscal espuria, Verónica Hernández Giadáns, es prima de Guadalupe Hernández, “La Jefa”, acusada de ser operadora de Los Zetas. Asimismo, fue ella la que nos recordó que “La Jefa” fue informante del entonces secretario de Seguridad Pública del gobierno de Yunes Linares, Jaime Téllez Marie. Este martes, durante su comparecencia en el Congreso de Veracruz, la fiscal espuria reconoció ese parentesco y la nota dio vueltas por todo el país. Al mismo tiempo, portales afines al gobierno morenista lanzaron una nota por demás casual. César del Ángel, delincuente comprobado, y liberado durante esta Cuarta Transformación, acudió a la fiscalía a denunciar a la periodista Claudia Guerrero, que por tráfico de influencias. De acuerdo con la denuncia la periodista recibió de Jorge Winckler el apoyo de una abogada de la Fiscalía para atender una denuncia en su contra. Por supuesto, la nota no dice nada sobre el hecho de que Claudia Guerrero recibió ese apoyo como víctima, pues cabe recordar que César del Ángel, el delincuente que ahora la denuncia, lanzó sus huestes en contra de la periodista, causándole daños a su propiedad. Por esta agresión Claudia Guerrero recibe protección del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas de la Secretaría de Gobernación. La periodista señala como artífice de la nota a Jair García, quien funge como encargado de prensa de la fiscal espuria.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.