El periodismo veracruzano en los tiempos de la Cuarta Transformación; no conocen otra forma de sobrevivencia más que el convenio o el “chayote”

Periodistas
El periodismo veracruzano en los tiempos de la Cuarta Transformación; no conocen otra forma de sobrevivencia más que el convenio o el “chayote” FOTO: WEB

Los orillaron, los ahorcaron, los humillaron, y muchos medios informativos, manejados por “no periodistas” sucumbieron. No conocen otra forma de sobrevivencia más que el convenio o el “chayote”. No lo quieren reconocer, pero se prostituyen; y luego con quien. La gran mayoría ni siquiera sabría definir los que es el periodismo; poco entienden sobre la labor de forjar criterio, sólo saben que, si no venden su producto, morirían de inanición.

¿Y cuál es el producto que venden? La mentira o el silencio; la coacción. Señala el periodista Édgar Hernández: “Los acuerdos publicitarios oscilan entre los 12 mil y los 40 mil pesos -ya no hay de los de antes- y para hacer bueno ese convenio tiene que cumplir una serie de requisitos y pasar una serie de filtros. De entrada, su espacio de información tiene prohibido hablar mal del gobernador Cuitláhuac García. Tampoco echar pestes del gabinete, ni tocar con el pétalo de una rosa al Peje. Prohibido hacer público comentario adverso contra Morena, la 4T o todo programa, proyecto y causa gubernamental. Habrá que esperar asimismo el comunicado oficial antes de hacer pública una noticia que aluda al sector oficial”.

Justo eso es lo que están haciendo muchos de esos medios, propiedad de “no periodistas”. La misma Escritura los censura: “¡Ay de los que dicen que lo bueno es malo y lo malo es bueno, los que ponen oscuridad por luz y luz por oscuridad, los que ponen amargo por dulce y dulce por amargo!”. Pero que van a saber ellos de Escrituras, si los principios que los formaron están escritos en su apetito, en su vientre.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.