Adalid se da cuenta del hambre de un ancianito que vende paletas, le regala una orden de tacos y al verlo comer rompe en llanto. Todavía podemos confiar en nuestros niños

Adalid se da cuenta del hambre de un ancianito que vende paletas, le regala una orden de tacos y al verlo comer rompe en llanto. Todavía podemos confiar en nuestros niños FOTO: WEB

Adalid, un niño de 8 años de edad, se encontraba con su familia disfrutando de unos tacos cuando de repente llegó un ancianito con una canasta en donde traía bombones y paletas para vender. El señor entró al establecimiento ofreciendo sus productos, pero nadie le compraba nada. Adalid, cuando vio el gesto de desesperación del anciano sacó 40 pesos de su bolsa, 40 pesos que había ganado jugando lotería y se los fue a dar al señor. El anciano, al ver el gesto del niño, le quiso dar bombones y paletas, pero Adalid no quiso nada. Al regresar a la mesa donde se encontraba su familia comiendo le dijo a su madre que, si le podía comprar una orden de tacos y un refresco al ancianito, a lo que la madre le dijo que sí.

Señala la madre que Adalid estuvo pendiente de que le llevaran la orden de tacos lo antes posible, cuando la orden de tacos llegó al anciano el niño vio cómo se los comía con muchas ganas a lo que rompió en llanto. Cuando Adalid rompió en llanto al verlo comer, su madre le preguntó qué sucedía. El niño respondió que estaba feliz porque el hombre estaba cenando muy a gusto.

Si bien, dados los últimos acontecimientos con niños en los colegios, algunos piensan que por influencias de los videojuegos o por los malos ejemplos de su familia, estos se pueden volver asesinos. Sin embargo, aún quedan niños como Adalid que con sus actos de empatía y bondad nos hacen creer que no todo está perdido. Adalid es un claro ejemplo de que aun podemos confiar en nuestros niños.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.