Antonio Pola Navarro, subdirector de Recursos Materiales de Sesver, deberá explicar su enriquecimiento ilícito

Pola
Antonio Pola Navarro FOTO: WEB

Antonio Pola Navarro, subdirector de Recursos Materiales de Sesver tiene mucho que explicar sobre las adjudicaciones directas a empresas creadas apenas en 2019. Ahí están los documentos, la Contraloría las puede verificar. Pola Navarro otorgó contratos a decenas de empresas que se crearon con un capital mínimo en 2019, se les adjudicaron contratos millonarios. Antonio Pola Navarro puso a trabajar a su parentela, a su novia Angélica también para crear empresas. El propósito era abrir estas empresas para adjudicarles contratos directos, ya que sabía que él sería el bueno en Recursos Materiales. Así, el cuñado de Pola Navarro, casado con su hermana Érika Pola, operó desde Puebla.

A ellos se les adjudicaron directamente contratos por 35 y 40 millones de pesos. El lodo de la corrupción ya le llegó al cuello a Pola Navarro, quien en Recursos Materiales de Sesver ha hecho lo que ha querido. Este funcionario deberá explicar las muchas adjudicaciones directas que otorgó en los Servicios de Salud de Veracruz. También tendrá que explicar los muchos productos que se adquirieron con un oneroso sobreprecio; computadoras de 50 mil y 60 mil pesos, por ejemplo.

Otra cosa que tendrá que explicar son los contratos de mantenimiento de equipo médico que otorgó de manera directa por cerca de 150 millones con proveedores impuestos por el jefe de Servicios Generales Abraham Molina. Gracias a ello Antonio Pola Navarro ha acumulado, en poco más de un año, una fortuna que a otros funcionarios corruptos les tomaría todo un sexenio. Pero él es muy hábil y sabe que mientras Cuitláhuac García mantenga ese vacío de poder, él podrá seguir impune.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.