Las mentiras alcanzaron al presidente

Insabi
Las mentiras alcanzaron al presidente FOTO: WEB
- en Opinión

Francisco Vargas/ La primera semana del 2020 sirvió de sobra para demostrarles a los millones de beneficiarios del Seguro Popular, que la promesa de que el nuevo instituto que lo sustituiría, el INSABI, no era más que una de las tantas falsas promesas de campaña de MORENA y el Presidente.

Ya que ni es gratuito y tampoco cubre el costo de la mayoría de tratamientos, medicinas, ni el material de curación, además de que crearon cuotas que antes no existían.

El recién aprobado Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI) que empezó funciones desde el primer día del año, fue exhibido por un extraordinario reportaje del noticiero de Ciro Gómez Leyva, donde entrevistan a decenas de testimonios, familiares de enfermos de distintos hospitales públicos que denuncian han sido obligados a pagar cuotas que antes no pagaban, como por ejemplo, una señora señaló que antes pagaba 264 pesos por tres días de atención con el Seguro Popular, pero ahora el INSABI le cobra 954 pesos por sólo dos días, otra persona más reveló que desde el 1 de enero la cuota para su familiar se elevó de 88 a 477 pesos, así mismo, también denunciaron actos de corrupción

por los trabajadores de este nuevo instituto que pretendían cobrar 500 pesos por sólo asignarles una cama.

Cabe resaltar que desde noviembre del año pasado, que fue cuando MORENA en el congreso reformó la Ley General de Salud para desaparecer el Seguro Popular y crear el INSABI, aseguraba junto con el Presidente que con el nuevo Instituto de Salud ahora todos los mexicanos tendrían derecho a la atención médica y a los medicamentos gratuitos, incluso sin necesidad de afiliarse, declaraciones que contrastan con la realidad que se vivió esta primera semana que comenzó a funcionar.

Sin embargo, esta crisis en el sector salud no concluye ahí, en varios estados del país, donde destaca Veracruz, se reportaron escasez de medicinas para los tratamientos de pacientes terminales que sufren leucemia o cáncer de huesos, que debido a los recortes presupuestales por la inhumana “austeridad republicana”, no cuentan con ni siquiera con los medicamentos pediátricos para mitigar el dolor.

Todo indica que la “Cuarta Transformación” inicia con el pie izquierdo el año nuevo, con resultados que para muchos no nos sorprenden,  ya que son consecuencia de caprichos e improvisaciones presidenciales que ya se veían venir y dejan a los enfermos más marginados del país en las peores condiciones que uno se puede uno imaginar, privilegiando los gustos personales de López Obrador, como sus programas clientelares para “ninis” o  el béisbol (su deporte favorito).  

Es necesario rectificar.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.