«Mi esposo es un chivo expiatorio; está detenido en Pacho»

Chivo
Familiares y amigos de Enrique Santiago Rodríguez protestaron y marcharon en la capital del estado para exigir que sea liberado del penal de Pacho Viejo, ubicado en el municipio de Coatepec. El joven de 28 años fue arrestado el pasado 12 de diciembre, señalado de homicidio calificado, tras un ataque armado a una vulcanizadora en la zona de la calle Acueducto y la avenida Ruiz Cortines FOTO: JUAN DAVID CASTILLA
- en Carrusel, Estatales

Juan David Castilla Arcos / Xalapa, Ver. Familiares y amigos de Enrique Santiago Rodríguez protestaron y marcharon en la capital del estado para exigir que sea liberado del penal de Pacho Viejo, ubicado en el municipio de Coatepec.

El joven de 28 años fue arrestado el pasado 12 de diciembre, señalado de homicidio calificado, tras un ataque armado a una vulcanizadora en la zona de la calle Acueducto y la avenida Ruiz Cortines.

De acuerdo con Fernanda Martínez Campos, su esposo se encontraba retirando dinero en el cajero automático de Soriana, ubicado entre las avenidas Xalapa y Ruiz Cortines, cuando los policías reportaron que los principales agresores del atentado viajaban en una motocicleta.

La entrevistada confirmó que su marido tiene una motocicleta del mismo color y que, por dicha situación, policías estatales intentaron detenerlo, bajo el argumento de que sería “remitido”; sin embargo, Enrique, al ver esa acción, prefirió huir.

Después de esto, inició una persecución que culminó en la avenida Lázaro Cárdenas, donde los policías abrieron fuego contra las dos personas que viajaban en la motocicleta.

Una bala hirió a Enrique en la oreja izquierda. Los policías abrieron fuego contra él, pese a que no portaba pistola.

Después del tiroteo, el joven, quien ejerce el oficio de peluquero y tiene un negocio propio, fue arrestado.

Fernanda destacó que Enrique fue golpeado y torturado por los servidores públicos. Incluso, presenta algunas costillas fracturadas y tiene una sutura en la oreja.

Además, mencionó que los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) “sembraron” droga, una pistola de juguete y un cuchillo de 25 centímetros en la mochila que portaba Enrique en ese momento.

«Mi esposo es un chivo expiatorio, lo utilizaron para decir que atraparon a los responsables del ataque a una vulcanizadora», remató Martínez Campos.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.