Por culpa de las “cebollitas”, juegos pirotécnicos, dos niños fueron calcinados por las llamas en el interior de un departamento

Cebollitas
Por culpa de las “Cebollitas”, juegos pirotécnicos, dos niños fueron calcinados por las llamas en el interior de un departamento FOTO: WEB
- en Carrusel, LBPNoticias, Nacionales

Por culpa de las “cebollitas”, juegos pirotécnicos o cohetes, dos niños perdieron la vida de una manera trágica. María José de 11 años de edad y Misaelito de 7 años eran dos niños originarios de Culiacán, Sinaloa. Ellos siempre fueron tranquilos, nunca jugaron con cohetes, su madre Teresita señala que el día en que perdieron la vida ellos se encontraban en su departamento dormidos. Teresa trabaja haciendo muebles y siempre los llevaba consigo adonde fuera, pero ese día tenía que entregar unos pedidos en una zona cercana, pero los niños no quisieron ir porque estaban cansados.

«Nunca los dejaba solos siempre me gustaba que me acompañaran para que ellos se fueran haciendo responsables y fueran conociendo lo que es trabajar», señala la madre. Ese trágico día mientras sus hijos dormían, otros niños jugaban con “cebollitas” en la calle y una de ellas cayó en el departamento, lo que originó fuego en los muebles y otros objetos. En cuestión de minutos toda la casa estaba envuelta en llamas. «Por una cebollita, mis hijos perdieron la vida», se lamentaba Teresa.

Personal de rescate hizo todo lo posible para rescatarlos, pero por desgracia, no pudieron sacar a los niños con vida. María José y Misaelito nunca jugaron con cohetes, por el peligro que representan, sin embargo, uno de estos cohetes conocidos como “cebollitas”, de los que son considerados erróneamente como inofensivos, les arrebató la vida en cuestión de segundos. Este caso nos hace reflexionar sobre qué es lo que se les da a nuestros hijos. El caso es lamentable, pues murieron dos niños por descuido de otros menores a quienes sus padres se les hace fácil comprarles juegos pirotécnicos sin tomar en cuenta el peligro que representan.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.