Zen, el elegido de los dioses del Palacio de Enríquez, también miente como su principal promotor

Mentir
Zenyazen Escobar y su promotor, Cuitláhuac García FOTO: WEB
- en Avenida Principal, Carrusel

El famoso exchippendale que despacha en las oficinas del kilómetro 4.5, seguramente extraña los billetes que los libidinosos parroquianos le ponían en su nítida y blanca prenda interior cuando se retorcía cachondamente ante los acordes de Baltimora. Y es que, hasta ahora se sabe la verdad. Resulta que el señor de las mesas que más aplauden no tenía dinero para pagar aguinaldos a los maestros, sin embargo, durante su acarreada comparecencia él dijo que en la SEV no hay subejercicio y que ésta cuenta con los suficientes billetes para pagar aguinaldos.

Tal pareciera que ya copió las mañas de su íntimo que despacha en la calle de Enríquez, ya que el señor de los ritmos cachondos tendrá dinero para pagar aguinaldos del préstamo que no es préstamo que consiguió Cuitláhuac García, su adonis y patrocinador.

Por cierto el hijo putativo de Río Blanco señaló que no hubo acarreados en su comparecencia, que las masa asistentes se componen de maestros que están muy agradecidos con él. ¡Vaya caradura!

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.