Una hora de evangelio para Jóvenes Construyendo el Futuro; buena falta les hace, pero no mamen, no mezclen esas cosas

Evangelio

Arturo Farela, presidente de la Cofraternidad de Iglesias Evangélicas, alabó al presidente López Obrador por su iniciativa de lanzar el programa Jóvenes Construyendo el Futuro. Dice Farela que Dios puso a López Obrador en el camino para buscar a los “ninis” y encaminarlos al evangelio. Por ello Farela, motu proprio, anuncia que, a partir de ya, una vez al día, los becarios tendrán que rezar el evangelio una hora. La verdad es que buena falta que nos hace a todos rezar una hora al día, pero no se puede mezclar un programa social con una creencia religiosa.

Es obvio que el señor Arturo Farela quiso pasarse de protagónico y dio ese disparatado anuncio. Desde la propia Secretaría del Trabajo del gobierno federal se aclaró el tema: «De acuerdo con los Lineamientos, la capacitación en el Centro de Trabajo deberá estar orientada a fomentar la adquisición de conocimientos, competencias, habilidades y experiencia para incrementar las posibilidades de colocación de los jóvenes en un puesto de trabajo».

Sobre la hora de evangelio señaló: «No tenemos identificada a ninguna organización religiosa dentro del padrón de tutores del programa Jóvenes Construyendo el Futuro, dentro de los planes de capacitación no se identifican que tengan contenido religioso o de adoctrinamiento».

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.