No estaba secuestrado, regresó oliendo a jabón chiquito; buscan a esposo de regidora de Coatza con helicóptero y toda la Guardia Nacional

Secuestrado
Momento en que regresa esposo de regidora quien supuestamente estaba secuestrado FOTO: WEB
- en Avenida Principal, Carrusel

El esposo de Blanca Hilda Cuevas salió de prisa, vaya usted a saber a dónde, tan de prisa que dejó las llaves pegadas en la chapa de la puerta. Cuando ella se percató de su ausencia, lo llamó por teléfono, pero el aparato la mandaba a buzón. Entonces la señora puso el grito en el cielo y puso a todas las instancias de seguridad para que localizaran a su marido, quien seguramente habría sufrido un secuestro. Por supuesto a la señora no le dijeron que se tenían que esperar las 24 horas de rigor para declarar a una persona como desaparecida.

De inmediato la policía estatal, municipal y hasta el Ejército se dispusieron a buscar al extraviado marido. Hasta usaron un helicóptero para ver si desde la altura lo hallaban, pero todo resultó inútil.

Al final, después de unas horas, el marido regresó, no se sabe si con aliento alcohólico u oliendo a jabón chiquito, pero regresó como si nada, asombrado de que su mujer se preocupara tanto por él, quien sólo se ausentó unas cuantas horas. Ojalá así respondieran las autoridades cuando un hijo de vecino se extravíe, cuando una joven o un joven es levantado con testigos. Ya sabe usted, en este país hay ciudadanos de primera y de segunda.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.