Pero quién osa decirle “mayate” a Zenyazen; funcionaria de Medio Ambiente se atreve y la corren de su puesto

Mayate
La activista Jazz Bustamante llama mayate a Zenyazen, y como respuesta la corren de la Secretaría del Medio Ambiente FOTO: WEB
- en Carrusel, Opinión

Armando Ortiz / No a todo mundo cayeron bien las mentiras de Cuitláhuac García en su Primer Informe de Gobierno. Así como está el estado, el mensaje del gobernador tuvo varias interpretaciones. En el caso del reconocimiento que Cuitláhuac García le hiciera a su compañero de mil batallas, Zenyazen Escobar, a muchos no les pareció que un secretario cuestionado por hacer convenios millonarios en lo oscurito fuese reconocido de esa manera; el espaldarazo del gobernador estuvo fuera de lugar, sobre todo porque a este secretario constantemente le toman las oficinas. Pero otras personas tuvieron una lectura diferente. Por ejemplo, el activista Jazziel Bustamante, dedujo que el gobernador se atrevió a hacer ese reconocimiento por la íntima amistad que el interpreta de una manera harto procaz. Jazziel llamó “mayate” a Zenyazen y eso le valió el puesto. Informa el periodista Ignacio Carvajal lo siguiente: “En la Procuraduría Estatal del Medio Ambiente separaron del cargo a la encargada del área de la Unidad de Equidad de Género, Jazziel Bustamantes. Ocurre después de que el ahora ex servidor público hizo comentarios con lenguaje que incitan al odio contra el Secretario de Educación, Zenyazen García. Craso error de una activista metida a funcionaria, entendible por su falta de oficio político y experiencia, arremeter con tremendo lenguaje de carretonero contra uno de los consentidos del palacio”. Eso le pasa por claridosa. Reza un refrán popular: “Dos cosas en esta vida/ a nadie le han hecho mal/ moderarse en la comida/ y moderarse al hablar”.

Gobierno de Cuitláhuac García encubre a Carlos Quiroz, posible acosador. Sara Ladrón en la UV sigue ese ejemplo; excusas, excusas y más excusas

Está claro que el gobierno de Cuitláhuac García encubre a los acosadores. Los hechos: Carlos Quiroz tiene una denuncia ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos por acoso. Tiene además una denuncia ante la Fiscalía del estado por la misma razón, acoso. Sin embargo, cuando se buscó su destitución como secretario técnico del Sistema Anticorrupción de Veracruz, el gobierno de Cuitláhuac García lo encubrió, pues el señor bien pudo salir para arreglar sus problemas jurídicos, y regresar en caso de demostrarse su inocencia. Cuitláhuac García prefirió encubrir al acosador que ponerse del lado de las víctimas. En la Universidad Veracruzana, institución a la que también pertenece Carlos Quiroz, hay un grito de alerta por parte de las féminas ante el hartazgo que sienten por el acoso que algunas alumnas sufren por parte de algunos maestros. ¿De qué lado se puso la Rectoría? No del lado de las víctimas, pues la rectora Sara Ladrón encontró excusas, acusando que algunas alumnas, por ser reprobadas, se desquitan acusando de acoso a los maestros. Otra excusa que puso fue decir que es muy difícil sancionar a los maestros porque están sindicalizados. La respuesta de Sara Ladrón enervó más a las alumnas de la UV, las cuales tomaron las calles y salieron a protestar por el acoso que algunas de sus compañeras sufren y que en un principio no se buscaron los mecanismos siquiera para investigar. Pero como dijimos, si el gobierno de Veracruz se pone del lado de Carlos Quiroz, acusado de acoso; pues Sara debía seguir ese ejemplo.

Tal vez la revocación de mandato no fue tan buena idea; sube a 44.4 porcentaje de personas que quieren que AMLO renuncie

Hace un mes que el Senado de la República aprobó la reforma constitucional para la revocación de mandato. Lo que significa que después de tres años de gobierno los ciudadanos podrán decidir mediante una consulta popular si desean que Andrés Manuel López Obrador siga como presidente de México. La idea parecía buena en enero o febrero de 2019, que era cuando López Obrador tenía un porcentaje de aprobación arriba del 70 por ciento; incluso en marzo y abril que estaba por encima del 60 por ciento. Sin embargo, en la última encuesta de México Elige, ante la pregunta “¿Quieres que Andrés Manuel López Obrador permanezca o renuncie como presidente?”, el porcentaje de aquellos que quieren que renuncie aumentó considerablemente en los últimos meses. En enero sólo un 24.1 por ciento pedía que renunciara, pero en octubre el porcentaje es de 44.4 por ciento. Cabe mencionar que un 51.9 por ciento desea que López Obrador siga siendo el presidente de México. Pero aquí lo que llama la atención es que las cifras se han estado moviendo hacia abajo y apenas llevamos un primer año. Vaya usted a saber si en dos años los índices de aprobación suban a o bajen, pero hasta el momento la tendencia es a la baja.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

  1. Zenyazen, con ese nombre de teibolera, ya llevas la penitencia!!! yo no te digo mayate, te digo putote, homosexual, jotito, le andas empujando los chispoles a la cuitlacocha, para que nos hacemos pendejos.
    A ver puto, córreme. Y trabajo ahí cerquita de tí, choto, perra. 😘

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.