Diputados piden coperacha para mantener a Evo; pero la austeridad de AMLO mató a Mario; eliminaron avionetas de emergencia en Chiapas

Mario
Mario, el bebé indígena que murió tras la cancelación de la ambulancia aérea en el ejido La Candelaria FOTO: WEB

Matilde y Abelardo, padres de Mario, viven en el ejido La Candelaria, en la sierra de Chiapas. En ese lugar se carece de servicios básicos, de carreteras y por supuesto de servicios médicos. Cuando Mario, el hijo de ambos, empezó a tener tos en marzo, los padres se preocuparon y lo llevaron a la casa de salud de la comunidad donde le dijeron que no podían ayudarlos porque no había medicamentos ni material para poder diagnosticarlo. Cuando Abelardo pidió que llevaran a su hijo a Ocosingo en avioneta, le dijeron que el servicio, debido a las nuevas políticas de austeridad del Gobierno Federal, ya no estaba disponible.

Abelardo relata: «Revisé, chequé su temperatura, encontré a 35, está muy frío”. Al no haber medicamentos en la casa de salud, Abelardo se regresó con Mario a su casa. En la noche el niño empeoró. Abelardo Intentó curarlo con plantas medicinales, pero no hubo manera de que recuperara la salud; en la madrugada el niño murió.

Esta es sólo una de las tantas tragedias que ocurren en las comunidades apartadas de Chiapas o de otros estados. El gobierno ha recortado el presupuesto a programas de apoyo para estas comunidades, por lo que los deja a la intemperie; los deja a su suerte. Y todavía los diputados de Morena piden coperacha para mantener a Evo Morales en México.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.