Un escultor xalapeño egresado de la Academia de San Carlos

Escultor
El escultor Enrique Guerra FOTO: XALAPA ANTIGUO
- en Opinión

Jorge Díaz Bartolomé / El 8 de noviembre de 1871 nació en Xalapa, Veracruz, Enrique Guerra. Escultor egresado de la Academia de San Carlos. “Pasó su niñez en el barrio de Techacapa, alternando sus tareas escolares con ocupaciones y trabajos diversos para ayudar a su familia, que se encontraba en situación económica muy precaria; así fue desde monaguillo en San José de Techacapa hasta aprendiz de talabartero, que era el oficio de su padre, en el cual pronto empezó a destacarse; muy joven ascendió a ser jefe de un taller de talabartería y, aplicando sus propias innatas habilidades, no tardó en llegar a ser un «repujador y ornamentista» de fama en la región.

Con ese renombre le valió la ayuda del gobernador del estado, don Teodoro A. Dehesa. quien le otorgó una beca para que estudiara en la Escuela Preparatoria del Estado. Allí empezó Enrique Guerra a demostrar sus dotes para el dibujo de tal modo que su profesor, el pintor Catucci, lo señaló como candidato a una beca para ir a México y estudiar en la Academia de San Carlos. El gobernador Dehesa le otorgó la beca correspondiente y Guerra se trasladó a México, inscribiéndose en la Academia en 1893; Guerra solía recordar entre sus maestros a don José Maria Velasco. En esa época el nombre oficial de la institución era «Escuela Nacional de Bellas Artes». Tiempo después fue becado para estudiar en la Escuela de Bellas Artes en París.

Ya como reconocido escultor de la época porfiriana, Enrique Guerra modeló en 1908, entre otras destacadas obras, las cuatro Virtudes Cardinales en yeso, posteriormente fueron llevadas a Carrara, Italia para su tallado en mármol, en el taller de Alessandro Lucchetti, durante 1909. Una vez terminadas fueron enviadas a México a inicios de 1910 para ser colocadas en la fachada del edificio del Ministerio de Relaciones Exteriores a mediados del mismo año, justo unos meses antes del inicio de la Revolución Mexicana. Tres de ellas: Prudencia, Justicia y Fortaleza se encuentran en Xalapa; Templanza fue colocada en la primera sección de Bosques de Chapultepec, en una fuente que lleva su nombre. Murió en la Ciudad de México el 3 de febrero de 1943.

Con algunos datos tomados del libro «El escultor Enrique Guerra» de José Rojas Garcidueñas, Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.