Sokolov, un ruso que decapitó y mutiló a su pareja, llevaba los brazos de la joven en la mochila para después suicidarse en un río

Sokolov
Sokolov, un ruso que decapitó y mutiló a su pareja, llevaba los brazos de la joven en la mochila para después suicidarse en un río FOTO: WEB

Hay personas que suelen enloquecer en un arranque de rabia; una pequeña discusión se puede volver una terrible tragedia. Sale a la luz un nuevo caso del célebre historiador ruso Oleg Sokolov, quien fue detenido por la policía rusa con una mochila en la que había dos brazos de mujer. Oleg Valeryevich Sokolov es un historiador ruso de la era napoleónica. Es candidato a Ciencias Históricas y Docente en el Departamento de Historia Moderna del Departamento de Historia de la Universidad Estatal de San Petersburgo. El historiador ruso confesó el domingo que había matado y desmembrado a su joven compañera sentimental y exalumna. Cuando se encontraba en estado de embriaguez cuando la policía lo sacó el sábado por la mañana de las aguas del río Moika, en San Petersburgo la antigua capital de Rusia.

Sokolov llevaba una mochila en la que se encontraban dos brazos de mujer y una pistola. El hombre habría caído al río cuando intentaba arrojar las partes del cuerpo de la joven que fue su compañera, según los medios locales. El historiador habría reconocido su intención de deshacerse del cuerpo y de suicidarse públicamente, vestido de Napoleón en la Fortaleza de San Pedro y San Pablo, uno de los lugares más emblemáticos de San Petersburgo.

Sokolov habría declarado a los investigadores que mató, durante una discusión, a su compañera sentimental, Anastasia Eshchenko, quien vivía en su casa. Después la decapitó y cortó sus brazos y piernas para intentar deshacerse del cadáver. La policía descubrió en el domicilio de Sokolov el cuerpo decapitado de la joven de 24 años, con la sangre de su excompañera el historiador había firmado varios libros. Ahí mismo, en su casa, se encontró una sierra manchada de sangre con la que se supone decapitó a la joven Anastasia; Sokolov reconoció su culpabilidad. El historiador ruso actualmente se encuentra hospitalizado con hipotermia, ya repuesto de la embriaguez aseguró que lamentaba su acto y estaba dispuesto a cooperar con la policía.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.