Cuitláhuac García, en lugar de justicia, infamias contra Juan Carlos Molina; crean medios y páginas para revictimizar al diputado

Molina
Surgen páginas en las redes donde tratan de revictimizar a Juan Carlos Molina FOTO: WEB
- en Carrusel, Opinión

Armando Ortiz / De inmediato el gobierno del estado se dio a la tarea de crear cuentas falsas, medios informativos espurios y páginas de Facebook también falsas para lanzar una campaña de revictimización en contra del diputado Juan Carlos Molina, asesinado el día sábado cuando salía de su rancho Rosa del Alba. Ahora el diputado es responsable de su muerte por andar en malos pasos, por estar coludido con el crimen organizado. Esto facilita la tarea del gobierno, quien dijo que no iba a haber impunidad en este crimen, porque ellos iban a atrapar a los que perpetraron su asesinato. Pero si no hay resultados e impera la impunidad, bien le viene al gobierno de Cuitláhuac García vender, mediante estos medios, la idea de que a Juan Carlos Molina lo mataron porque andaba en malos pasos. Ya hay una página de reciente creación llamada “AlertaVeacruz” que acusa a Molina Palacios de no cumplir acuerdos con Los Zetas; esta página espuria hasta menciona supuestos plantíos de mariguana y amapola. Otra página llamada “El Diario Jarocho” dice que las fuerzas federales encontraron armas de fuego con huellas de la familia del diputado. Esta es la moral de un gobierno surgido de Morena; esta es la moral de la Cuarta Transformación. Ya habían enseñado el cobre, pero con este tipo de infamias muestran su vileza. Por supuesto, aquí se ve la mano de alguien tan oscuro como el secretario de Gobierno.

Juan Carlos Molina, no te voy a poder ver el miércoles amigo; descansa en paz

El día vienes 8 de noviembre estaba comiendo con unos amigos en un restaurante de Murillo Vidal en Xalapa. Una de mis amigas es de Juchique de Ferrer, ahí tengo familia; también en Xihuitlán. De Xihuitlán es Carolino Anaya, recordamos, líder agrario que tenía su busto en la calle de Miguel Alemán, en la esquina con Miami. Siendo líder de la CNC Veracruz alguna vez le pregunté a Juan Carlos Molina si sabía del destino de ese busto, porque desde hace años ya no está ahí. Esa duda me surgió ayer en la comida mientras platicaba con mis amigos y por ello le mandé un mensaje al diputado. Le pregunté por el busto de Carolino Anaya, pero me dijo que no se acordaba en ese momento, después de eso le dije «hay que vernos» y él me dijo que el miércoles estaría en Xalapa, que nos pondríamos de acuerdo para vernos. Después me entero de su artero asesinato, me entero de la emboscada, me entero de que el miércoles no voy a poder verte amigo. Juan Carlos Molina era un hombre generoso, preocupado por el campo, por los ganaderos de Veracruz. Congruente siempre se mantuvo cerca de sus convicciones y así lo demostró en su ejercicio como legislador veracruzano. Su muerte es una terrible pérdida, sobre todo porque va a ser muy difícil que alguien llene ese vació, esa curul. Vayan desde este espacio mis condolencias a su esposa e hijos, a sus amigos y a la gente que lo quería. Descansa en paz, amigo.

Evo Morales, de líder campesino a un vil tirano que se quiso perpetuar; nunca entendieron el ejemplo de Mandela

Pocos, muy pocos líderes sociales pueden seguir el ejemplo de Nelson Mandela, quien estuvo preso en Robben Island por 27 años. Cuando salió de la cárcel Sudáfrica, su nación estaba inmersa en un caos social originado por los regímenes racistas anteriores. A Mandela le pidieron que fuera presidente de la nación para solucionar la crisis política, social y económica. Mandela fue presidente de Sudáfrica sólo 5 años, de 1994 a 1999, y no buscó reelegirse. Mandela todavía vivió 14 años más, murió a los 95 años y es considerado el padre de la nueva nación sudafricana. Eso pudo haber hecho Evo Morales, quien en enero de 2005 ganó las elecciones de Bolivia y en 2006 inició su primer periodo como presidente, pero en 2009 buscó otro periodo y también en 2014. El desgaste de Evo Morales fue tremendo, tanto que esta vez que quiso prolongarse como presidente en un cuarto periodo los bolivianos salieron a la calle a pedir la destitución del presidente quien, de ser un líder campesino muy querido por sus connacionales, terminó siendo un tirano repudiado que se quiso perpetuar en el poder. El problema ahora será que Evo tendrá que pedir asilo, seguramente a México, pues es seguro que sus opositores van a buscarle corrupción, y se la van a encontrar. Corre el riesgo de vivir siempre buscado por la justicia bolivariana. Pero pudo ser un prócer, pero prefirió ser un tirano.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.