Lo sabremos en diez días

Cuitláhuac
Cuitláhuac García Jiménez FOTO: WEB
- en Opinión

Bernardo Gutiérrez Parra / En diez días el gobernador Cuitláhuac García Jiménez entregará al Congreso local su Primer Informe de Gobierno, y la pregunta es ¿qué va a informar?

Cuitláhuac recibió un Veracruz quebrado e inseguro. Pero once meses después el estado está lo que le sigue a quebrado, inseguro, violento y desamparado.

El gobernador ocupó el mes de diciembre del 2018 en echarle la culpa de todos los males a las administraciones anteriores. Pero a partir de enero y hasta agosto, la culpa de todo se la achacó al Fiscal estatal Jorge Winckler que llegó a convertirse en su obsesión. Es decir; García Jiménez se chutó nueve meses sin hacer otra cosa que repartir culpas y las consecuencias no se hicieron esperar.

La actividad económica se encuentra paralizada y se va a poner peor. En el primer trimestre de este año Veracruz tuvo un crecimiento del 0.0 por ciento, mientras que para el segundo trimestre decreció en -0.1 por ciento de acuerdo con datos del INEGI. Y puedes jurar lector que el reporte del tercer trimestre vendrá en el mismo tenor.

La inseguridad se disparó a niveles brutales y ya es hasta ocioso repetir que Veracruz va a la cabeza en feminicidios y secuestros.

No han sido una ni dos, sino tres las masacres registradas en el gobierno de Cuitláhuac.

La noche del 19 de abril fueron asesinadas 14 personas, entre ellas un bebé de un año, mientras festejaban el cumpleaños de una persona en la palapa Los Potros de Minatitlán.

El 17 de mayo un grupo de sicarios disparó contra unos comerciantes de limones que ofertaban su mercancía en la comunidad de Tuzamapan. El saldo fue de seis muertos y cuatro heridos.

El martes 27 de agosto fueron asesinadas 30 personas en el interior del bar El Caballo Blanco de Coatzacoalcos y hubo al menos 11 heridos.

En total fueron 50 las víctimas mortales en tres masacres y no hay hasta la fecha un solo detenido. Pero si hay renuncias de los mandos policiacos por tanta negligencia ¿verdad? No hombre, nada de eso, todos siguen cobrando puntualmente sus quincenas.

El dengue es una enfermedad que había sido contenida en Veracruz. Hasta los gobiernos más ladrones se preocuparon por invertir en programas de prevención, descacharrización y en la compra de insecticidas y vectores. Pero el gobierno de la 4T despidió a más de la mitad del personal y “olvidó” comprar insecticidas. Resultado, más de 7 mil casos de dengue comprobados y al menos veinte muertes por la enfermedad.

En casi un año la inseguridad y la violencia han rendido sus frutos en Veracruz; se cuentan por cientos los negocios que han bajado la cortina por amenazas, cobro de piso y asesinato.

Hasta hoy casi todo veracruzano dice que Fidel, Javier y Miguel Ángel son unos ladrones. Pero también aseguran que en el primer año de sus administraciones hicieron obras, crearon fuentes de empleo y tuvieron mucho de qué presumir en sus informes ante el Congreso.

¿De qué presumirá Cuitláhuac ahora que rinda su Primer Informe? ¿De qué va a farolear si en apenas once meses tiene a la entidad sumida en la violencia y más jodida económicamente que sus antecesores?

Lo sabremos en diez días.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.