Xalapa y Tlacotalpan, sus obras

Obras
Obras en Tlacotalpan FOTO: WEB
- en Opinión

Salvador Muñoz / Toda obra tiene sus costos y al final, sus beneficios. Así ocurre con los trabajos que se realizan en la calle Revolución, en la capital veracruzana, como en el bulevar Guillermo Cházaro Lagos, de la Perla del Papaloapan, donde las quejas e incomodidades son el pan de muerto (para estar ad hoc por estas fechas) de cada día.

En Xalapa, escuchaba a una señora quejarse por cómo las ventas de su negocio se redujeron en un 70 por ciento. Agregue a ello la molestia que hubo en algunas ocasiones por la preferencia que se le daba a un negocio de plásticos para que las unidades del senador Ahued pasaran sin problema a descargar, pero no así para el resto de los comercios vecinos, hasta que se quejaron… no obstante, hay molestia, porque a pesar de que se ha explicado “lo necesaria” que era la obra, esperan que el alcalde Hipólito Rodríguez Herrero igual entienda que a diferencia de cualquier otra calle, esta rúa donde están trabajando es de puro negocio que tiene que pagar salarios, renta, luz, agua, seguro, insumos, etcétera, por lo que se debió planear reducir al máximo los tiempos de su realización, trabajando día y noche

En el caso de Tlacotalpan, las molestias son similares y aderezadas por algo más… los tlacotalpeños no comprenden el porqué se levanta concreto “bueno” y hay quienes consideran que esta obra es una forma de “hacerse de dinero”, además de que hay otras prioridades más urgentes que atender, que la rehabilitación integral del bulevar.

A algunas quejas, el Ayuntamiento de Christian Romero Pérez ha dado respuesta y en su caso, canalizado a los quejosos al departamento de Obras Públicas municipal…

En descargo del Ayuntamiento, hay que aclarar que fue beneficiado con un programa de Apoyo a Ciudades Mexicanas Patrimonio Mundial para la Rehabilitación Integral del Bulevar Guillermo Cházaro Lagos… es decir, los recursos que se dieron para ello (siete millones y medio) están etiquetados y no se pueden utilizar para otra cosa más que para lo que se entregaron. Hay que agregar que es continuación del proyecto integral del Malecón aprobado por el INAH.

Igual vale la pena mencionar que hace un año, dicho proyecto y otros más fue rechazado en el gobierno de Peña Nieto… en el de la 4T corrió con mejor suerte.

Los tlacotalpeños se sorprendieron por el recurso otorgado para tal obra, porque recuerdan que si no puede Christian Romero solventar 3 millones y cacho ante el Orfis, cómo espera que lo haga con el doble que le está proporcionando la federación. Bueno, pero ésa es la percepción social.

Otro de los detalles que molesta a algunos tlacotalpeños es que creen que la obra se está haciendo con material de dudosa calidad, pues consideran que el cemento Magno es el producto más chafa en el mercado para la elaboración de caminos… desconozco cuál sea el mejor material para ello.

Otra queja es que dicen que el concreto que se está quitando, era de 25 centímetros y el que se está colocando está entre los 15 y 20 cm. ¡Ah! ¡Y el estampado! Dicen que no están poniendo concreto estampado… ¿se acuerdan que les platiqué del camino a Zimpizahua? El estampado le da un aspecto de respeto al tiempo… Además esperan que el adoquín que se está quitando en algunos tramos, se mantenga.

¿Cuánto va a tardar la obra? ¡Casi tres meses! Se supone que inició en la primera semana de septiembre y se tiene programado concluirla a finales de diciembre.

Cualquier obra tiene sus costos, me queda claro… a la larga, se ven reflejados los beneficios… ojalá así ocurra en la calle de Revolución, en Xalapa; ojalá así ocurra en el bulevar de Tlacotalpan, pero más que eso, ojalá las autoridades municipales tuvieran el tacto y la sensibilidad de hablar con sus ciudadanos, en especial los afectados por las obras, porque en el primer caso, hablamos de pérdidas cuantiosas que difícilmente creo que haya espacio para recuperarse; y en el segundo caso, ya se habla de que le quieren tomar el palacio municipal a Christian Romero ¡y montarlo en burro! quizás no tanto por esta obra hecha que fue elaborada durante el gobierno de Dante Delgado, pero sí mucho porque varias acciones del alcalde dejan mucho que desear cuando prometía tanto y desilusionó más… ¡igual que el de Xalapa!

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.